26 de mayo de 2017 00:00

El anuncio de sanciones a los albos desató un conflicto en Liga de Quito

Jugadores y directivos conversaron este 25 de mayo en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Álex Puruncajas/ EL COMERCIO

Jugadores y directivos conversaron este 25 de mayo en el complejo de Liga de Quito en Pomasqui. Foto: Álex Puruncajas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 71
Redacción Deportes

Esteban Paz y Hernán Barcos se juntaron en la puerta de los vestuarios de la concentración de Liga, en Pomasqui, la mañana de ayer. El directivo le mostró unos papeles y el goleador miró las hojas con algo de preocupación.

Fue la antesala de una reunión de una hora entre el directivo, el goleador y el resto de futbolistas que la víspera –la tarde del miércoles- resolvieron no entrenarse ante la decisión de la Comisión de Fútbol de retenerles el 30% de sus salarios mensuales si es que continúan los malos resultados. En 15 partidos del torneo, la ‘U’ suma 10 puntos. Es décimo y cumple la peor campaña que se le recuerda en el campeonato.

Los jugadores permanecieron encerrados en el interior de la concentración durante una hora. Al finalizar la reunión, Paz mantuvo su postura. “Ratifico que la decisión de la Comisión de retener, no multar, el 30% de los sueldos sigue”, expresó con firmeza en una mesa dispuesta para que brindara declaraciones.

Mientras él hablaba los futbolistas se dirigían a la cancha principal para empezar la práctica que se interrumpió una hora antes. Gustavo Munúa habló con los jugadores unos cinco minutos antes de reanudar la preparación. Luego, sus dirigidos se marcharon a cumplir tareas físicas con el reciente preparador físico contratado, el español Miguel Herrera.

A diferencia de otros ensayos, nadie hacía bromas. José Francisco Cevallos Jr. y Fernando Hidalgo, quienes formaron parejas para cumplir las disposiciones tácticas, solo dejaron ver unas sonrisas cuando les tocó hacer fuerza por una pesa.

Con todo, Munúa dijo que se siente optimista para enmendar el camino de la ‘U’. Su próximo desafío luce complicado: LDU visitará el martes a Defensor Sporting, desde las 19:45, en el estadio Centenario. “Será un partido especial no solo por el torneo, sino por la solución que estamos atravesando”, insistió el estratega y, ante los cuestionamientos por su campaña, expresó que se siente el principal responsable de la crisis de resultados.

El técnico y los jugadores consideran que la clasificación a la próxima instancia de la Sudamericana podría darles un respiro a un plantel que se armó para disputar los primeros lugares del torneo. El club armó un presupuesto de USD 11,2 millones para este año y fichó a 10 jugadores. Los directivos ya piensan en refuerzos para la segunda etapa.

En medio del conflicto, los jugadores tienen previsto volver a entrenarse hoy por la mañana, en Pomasqui. En la tarde, a las 18:00, irán a Montevideo en un vuelo comercial, para jugar con Defensor. Paz presidirá la delegación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (1)