10 de marzo de 2017 20:01

Largas filas se registraron para ver a Barcelona Sporting Club en Quito

Los aficionados del Barcelona Sporting Club en los exteriores del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Los aficionados del Barcelona Sporting Club en los exteriores del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
David Landeta

Solo se habilitaron tres accesos del estadio Olímpico Atahualpa para el ingreso de los hinchas a las localidades de preferencia y general.

Faltaban diez minutos para el inicio del cotejo y cerca de mil personas esperaban en los accesos para ver a Barcelona Sporting Club jugar con River Ecuador, por la sexta fecha del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol, la noche del viernes 10 de marzo del 2017.

El registro, en la primera puerta de acceso al Olímpico Atahualpa era riguroso. La Policía Nacional estaba encargada del cacheo de los aficionados. Estaba prohibido portar banderas o instrumentos musicales. Además, de correas, botellas o cualquier objeto contundente.

Los aficionados del Barcelona Sporting Club en la localidad de preferencia del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Los aficionados del Barcelona Sporting Club en la localidad de preferencia del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: David Landeta/ EL COMERCIO

Ya en el interior del estadio, las localidades de general y preferencia estaban unidas y se podía acceder a ellas por las puertas ubicadas en el sur y en el oriente del Coloso de El Batán. Brayan Sánchez llegó al estadio capitalino junto a un amigo y su hijo. A él le tomó alrededor de treinta minutos ingresar a los graderíos del escenario deportivo.

Los hinchas del Barcelona SC se reunieron en el centro de las gradas, en la zona de preferencia, para alentar del equipo. Aunque no tenían instrumentos musicales, como acostumbran las barras organizadas, los cánticos retumbaban en todo el estadio. "Ídolo como te explico cuánto te amo yo" se escuchaba al ritmo del éxito musical Fábula de Los Iracundos.

Así se inició el partido, con hinchas agitando globos y cantando. Mientras cientos de aficionados esperaban en los exteriores para ingresar al estadio.

A pesar de los cánticos, las gradas lucían diferentes, ni una sola bandera estaba colgada en las paredes o estirada a lo largo de las gradas, desde la parte superior a la inferior. Para este partido se mantuvo la decisión de la dirigencia torera de prohibir el ingreso a la Sur Oscura, barra organizada del club guayaquileño.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)