11 de abril de 2018 20:46

El gobierno boliviano descarta la remodelación del estadio Siles de La Paz

Estadio Hernando Siles

El estadio Hernando Siles de La Paz ubicado a 3600 metros sobre el nivel del mar. El reducto fue remodelado previo al inicio de las eliminatorias rumbo a Rusia 2018. Foto referencial: AFP

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gobierno boliviano descartó este miércoles 11 de abril de 2018 la anunciada remodelación del estadio Hernando Siles de La Paz, situado a 3 600 metros de altitud, pensada para acoger los partidos de las eliminatorias del Mundial de Catar 2022, por una pugna con la gobernación paceña, en manos del opositor Félix Patzi.

En declaraciones a los medios, el ministro de Deportes, Tito Montaño, apuntó que “no ha habido el interés” de la gobernación paceña, que administra el escenario deportivo, para autorizar la remodelación que planteó el gobierno boliviano.

Montaño señaló que hubiese sido beneficioso “que el estadio Hernando Siles, después de tantos años, haya tenido una readecuación” para afrontar futuros compromisos internacionales.

El proyecto de remodelación se presentó en diciembre del año pasado al presidente boliviano, Evo Morales, en una reunión en Palacio de Gobierno de La Paz junto a directivos de Bolívar y The Strongest, los principales clubes de fútbol de la ciudad, y conocidos empresarios del país.

Entonces se propuso aumentar la capacidad del escenario deportivo de 42 000 a 50 600 espectadores, la construcción de una cubierta en toda su estructura, un terreno de juego más amplio, una iluminación más moderna y un aspecto vanguardista.

En principio se calculó que la remodelación podría durar entre dos a tres años y se propuso iniciar obras este año, en caso de contarse con un diseño final.

La propuesta gubernamental se dio en forma paralela al cambio de la pista atlética del estadio, una obra que está a cargo de la gobernación de La Paz y que está a punto de entregarse.

La coincidencia entre ambos proyectos generó una polémica entre las autoridades nacionales y regionales.

El estadio, que data de 1930, lleva el nombre del presidente del país en aquella época y es uno de los más altos del mundo al estar emplazado a unos 3 600 metros sobre el nivel del mar.

El escenario deportivo ya fue remodelado en 1977.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)