30 de septiembre de 2017 00:00

Barcelona SC y Delfín empataron bajo un polémico arbitraje

Roberto Ordóñez (izq.), del Delfín, trata de llevarse la marca del defensa Xavier Arreaga, del Barcelona, ayer en el estadio Jocay de Manta. Foto: API para EL COMERCIO

Roberto Ordóñez (izq.), del Delfín, trata de llevarse la marca del defensa Xavier Arreaga, del Barcelona, ayer en el estadio Jocay de Manta. Foto: API para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Deportes
(D)

El partido terminó con reclamos de los jugadores de Barcelona Sporting Club sobre el árbitro Roddy Zambrano, en el estadio Jocay.

El colegiado sancionó una falta penal a favor de Delfín que desencadenó en reclamos y cuestionamientos de los toreros, al final del partido que terminó en empate de 1-1 entre Barcelona SC y Delfín, ayer, en el estadio Jocay de Manta.

“Siempre pasa lo mismo con Roddy Zambrano. Está bien que quiera que el Delfín sea campeón, pero no de esa forma. Le dije que no podía ser tan descarado”, declaró Segundo Castillo, a la cadena DirecTV, que transmitió el juego.

El mediocampista se refería al penal sancionado por Zambrano, en una jugada en la que Beder Caicedo, marcador izquierdo torero, y Brayan Oña, del Delfín, forcejeaban. Esa acción originó, después, el gol de Carlos Garcés, a los 88 minutos.

La actuación del colegiado originó críticas de los aficionados y también de los jugadores. Uno de los que protestó a través de las redes sociales (Instagram) fue Damián Díaz. “Ladrón. Dios te va a hacer pagar. Todo vuelve”.

Antes de las acciones polémicas, los toreros desperdiciaron seis opciones claras de gol a través de los ecuatorianos Washington Vera, Ely Esterilla y del uruguayo Jonatan Álvez. Algunas de ellas se quedaron en las manos del golero Pedro Ortiz y otras en remates fallidos.

Los toreros impusieron su juego, dominaron los espacios y crearon opciones de gol. Una muestra de eso fue que tuvieron el 65 % de posesión del balón. También, hicieron más remates al arco de Ortiz.

El primer tiempo quedó 0-0. Allí, los dos planteles buscaron llegar a los arcos de los goleros. Pero los más insistentes fueron los toreros.

La insistencia del visitante se concretó a los 54 minutos, tras un penal anotado por el charrúa Álvez. Antes de eso, el venezolano John Chancellor derribó al ‘Loco’, quien trataba de sacarse la marca del defensa.

Las equivocaciones del juez Zambrano también se evidenciaron a los 83 minutos. Allí dejó que los jugadores se empujaran, tras una acción en la que Ely Esterilla pateó el balón sobre Francisco Mera.

Las imprecisiones del Barcelona fueron aprovechadas por el Delfín, quien también trataba de llegar al arco de Máximo Banguera, a través de pelotazos largos.

En una de esas acciones, el balón llegó a los botines de Oña, quien originó el polémico penal que anotó Garcés. Este también salió expulsado porque en su festejo hizo gestos contra la barra del Barcelona.

Antes de eso, el DT Guillermo Almada hizo cambios para refrescar el medio campo y la ofensiva. Hizo ingresar a Ismael Zúñiga y Segundo Alejandro Castillo.

Delfín sumó 23 puntos y mantuvo el invicto del estadio Jocay, donde no pierde desde hace 17 fechas. Su próximo partido será con Independiente del Valle.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (4)