3 de enero de 2015 12:22

El Atlético de Madrid estrena el 2015 con victoria y el 'Niño' en el palco

Diego Godin (d) celebra su gol anotado en el arranque del 2015 de la Liga BBVA.

El uruguayo Diego Godín (d) celebra su gol anotado en el arranque del 2015 de la Liga BBVA.Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El Atlético estrenó el año 2015 con victoria ante el Levante (3-1) y con Fernando Torres en el palco del Vicente Calderón, en un encuentro en el que el recinto se llenó y animó a su equipo, a excepción, de nuevo, del Fondo Sur, que permaneció impasible durante los noventa minutos.

Fernando Torres fue la gran atracción de la grada. El Niño, peinado y teñido de rubio al estilo Griezmann, disfrutó de la victoria de los suyos. Sentado en la platea del estadio, con el director de comunicación del club a su izquierda, su aparición fue muy celebrada desde el resto de las localidades, desde las que se entonó en diversas ocasiones el cántico en su honor, el más repetido por la hinchada rojiblanca estas navidades.

La afición madrileña disfrutó del triunfo de los de Simeone, superiores a un timorato Levante, que sólo despertó en la segunda mitad, precisamente cuando todo se le había puesto ya muy cuesta arriba.

El día y la hora eran propicias para que el Calderón rebosase hasta la bandera y así fue. El público tardó en saturar las tribunas, pero terminó haciéndolo a los diez minutos de comenzado el combate.

Sólo se apreció un pequeño hueco en el Fondo Sur, donde se ubican los ultras, cuya zona, casi se pobló en su totalidad. El Fondo asistió al partido, pero no aportó el colorido de antaño. Se mantuvo en pie, insensible e impertérrito, como si estuviese en el teatro.

Poco importó, porque la inmensa mayoría de las tribunas sí jalearon. Lo hicieron motivados por el silencio del Fondo y espoleados por el técnico local, que redobló sus esfuerzos para alentarles.

En el césped, el Atlético no sufrió nada en la primera mitad, en la que anotó Antoine Griezmann el 1-0, y pareció sentenciar al poco de comenzar la segunda, con el segundo tanto del francés, su octava diana en liga y undécima en todas las competiciones. Sin embargo, Nabil El Zhar acortó distancias y contagió la inquietud al Calderón.

Fueron momentos de incertidumbre. Minutos de tensión hasta que Diego Godín hizo el tercero. El uruguayo lo festejó a lo grande, haciendo el arquero y mirando al palco. Todo el estadio se arrancó de nuevo con el himno del club.

El Atlético comenzó el nuevo año con buen pie y buen juego. Con tres puntos más que le sitúan a uno del Real Madrid, que tiene un partido menos.

El equipo de Ancelotti es el siguiente visitante del Calderón, el próximo miércoles en partido de Copa. Será la primera prueba de fuego del 2015 para los rojiblancos y, probablemente, de Fernando Torres, que podría gozar de sus primeros minutos en su regreso a casa.

Torres acaparó el protagonismo en el Manzanares desde su sitio de honor, un día antes de ser presentado oficialmente, y la grada retomó el pulso desde los desgraciados incidentes entre el Frente Atlético y los Riazor Blues en Madrid Rio el pasado 30 de noviembre. Falta por saber si ante el Madrid, el Fondo Sur también estará callado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)