30 de marzo de 2017 11:02

Líder barrial abre una nueva era en la Asociación del Fútbol Argentino

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Claudio Tapia, líder de un club de la tercera división argentina electo el miércoles 29 de marzo de 2017 como presidente de la federación de fútbol, llamó a "refundar" el deporte que apasiona a los argentinos y a "recuperar la institucionalidad" para poner fin a tres años de crisis.

Tapia, de 49 años, conformará una trilogía con el poderoso sindicalista Hugo Moyano, su suegro, y el presidente del popular Boca Juniors, Daniel Angelici, que quedarán como vicepresidentes de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

En un acto eleccionario de consenso, un total de 40 asambleístas votaron a favor del nuevo presidente mientras que lo hicieron en blanco los representantes de River Plate, San Lorenzo y Talleres. Participaron 22 representantes de la primera división y 21 del ascenso.

"Debemos refundar el fútbol argentino", dijo Tapia apenas electo y prometió "institucionalizar la casa", al tiempo que llamó a los dirigentes a sumarse para "construir un fútbol mejor".

La primera misión de las nuevas autoridades de la AFA será encarar la apelación ante la FIFA con el fin de recuperar para la selección 'Albiceleste' al astro Lionel Messi, suspendido por cuatro fechas por insultar a un juez de línea en el partido que derrotó a Chile (1-0) por eliminatorias sudamericanas.

Argentina arriesga su clasificación al Mundial de Rusia 2018

La AFA buscará reducir la sentencia que deja al astro del 'Barça', marginado del premundial hasta la última fecha cuando Argentina, que encabeza el 'ranking' de la FIFA pese a tener más oscuridad que brillo en las canchas, enfrente a Ecuador.

Claudio Tapia sucede a Armando Pérez, presidente provisional elegido en 2016 por el gobierno del presidente Mauricio Macri con apoyo de la FIFA, quien se dijo autocrítico de su paso por la AFA.

Tapia, conocido como 'Chiqui', trabajó de barrendero, de inspector del centro de residuos y camionero. Fue jugador, DT y, al fin, presidente de Barracas Central, un modesto club de barrio, con 112 años de historia, que milita en la tercera división del fútbol argentino.

El vice primero será Daniel Angelici (52), presidente de Boca, rico empresario del juego y hombre de confianza de otro 'boquense', el presidente Macri. Angelici es hoy uno los factores de poder del fútbol en Argentina y con influencias en el Poder Judicial.

Del camión a la pelota

El apoyo clave de Tapia es la de su suegro y mentor, Hugo Moyano, el vice segundo. Moyano es un exjefe del sindicato de camioneros que maneja en las sombras los hilos de la central obrera CGT. Es presidente de Independiente y ha tejido pactos estratégicos con Macri.

En Argentina fútbol y política siempre van de la mano.

La desprestigiada dirigencia tratará de dejar atrás torpes desmanejos, denuncias judiciales y feroces peleas por el poder. Todo arrancó al fallecer Julio Grondona en 2014. No hubo sucesión ordenada. Fue el hombre que gobernó la AFA con mano de hierro 35 años y poderoso exvicepresidente  de la FIFA, sostén del dimitente Joseph Blatter.

En la oficina de selecciones fue nombrado Marcelo Tinelli (56). Es el dueño del 'rating' de la televisión con sus programas de concursos de baile y vicepresidente de San Lorenzo de Almagro, club que se abstuvo en la elección de Tapia.

Tinelli intentó sin éxito formar una lista opositora con el titular de River, Rodolfo D'Onofrio. Ambos se quedaron afuera del Comité Ejecutivo y parece que el consuelo será darles poder en la aún inmadura Superliga, que no se sabe si será algo distinto o el campeonato de siempre con un nombre pomposo.

¿Pacto con el gobierno?

El nuevo esquema de poder en la AFA parece gestado en las alfombras del poder. Moyano aceptó dejar el liderazgo sindical opositor, en un país de alta tensión social por inflación, desempleo y pobreza. ¿Pactó que Macri le dejara su espacio de poder en el balompié?.

El sociólogo Gabriel Puricelli dijo a la AFP que el reparto de poderes "es claramente un gesto hacia Moyano y su espacio sindical". "Fútbol y política están muy relacionados desde hace muchos años", dijo Puricelli.

El analista recordó que Macri inició su carrera política como presidente de los 'xeneizes'. "No cabe ninguna duda que Moyano sera el hombre de influencia en AFA. Son arreglos de palacio", expresó el sociólogo.

"La idea de un acuerdo Macri-Moyano ha estado presente en la política", admitió a la AFP el politólogo Rosendo Fraga, de la consultora Nueva Mayoría.

Otro sociólogo, Sergio Morresi, profesor de la estatal Universidad de General Sarmiento, respondió a una consulta de la AFP: "Yo nunca firmaría eso del pacto (por falta de pruebas) pero no creo que esté desencaminado". Lo cierto que en estas horas el poderoso sindicalista y sus aliados del gobierno llegan al poder de la vapuleada AFA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)