25 de agosto de 2017 14:36

El fútbol también se juega en una pierna

David Argüello (izq.) y Wladimir Caza (der.), en la previa de la sesión de fútbol, el martes

David Argüello (izq.) y Wladimir Caza (der.), en la previa de la sesión de fútbol, el martes. Foto: Martha Córdova / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Martha Córdova
Redactora. (D)

Hoy, 25 de agosto del 2017, a las 13:30, comienza el Campeonato Nacional de Fútbol para Amputados. Durante tres días, cinco equipos de Pichincha, Manabí, Los Ríos y Sucumbíos derrocharán lecciones de vida. El torneo se desarrollará hasta el domingo, en la cancha de piso sintético del Ministerio del Deporte, ubicado en el ­norte de Quito.

El ingreso al escenario para los aficionados será gratuito. La mentora de este torneo es Yolima Paiz, futbolista y entrenadora del deporte paralímpico. “Mi padre sufre una discapacidad y él hace muchas cosas que no pensé que podía hacer; él me inspiró”, dijo quien es la directora del evento, pero a la hora de la verdad también es asistente, coordinadora y hasta quien acerca los guantes a los guardametas o la hidratación a los jugadores.

Su pasión por el fútbol hizo que se interesara por la modalidad de amputados. Averiguó que esta actividad también se practica en Guayas y en Esmeraldas, además de las provincias que participarán en el campeonato nacional.

Pero su ambición por respaldar a estos jugadores, que fue conociendo poco a poco, fue más allá. “Me encontré con la noticia que existen 42 federaciones perfectamente­ estructuradas. Se disputa una Copa América y también un Mundial”.

Se puso en contacto con la Federación Mundial de Fútbol para Amputado (WAFF, por su nombre en inglés). “Jan Gauna, vicepresidente de la organización mundial, ya está en el país. Además de avalar nuestro torneo, queremos conseguir el cupo para que Ecuador pueda jugar la Copa América este año y el Mundial, el próximo”.

Entrenamiento de los equipos de Pichincha que son integrados por personas con discapacidad física. Fotos:  Martha Córdova / EL COMERCIO

Entrenamiento de los equipos de Pichincha que son integrados por personas con discapacidad física. Fotos: Martha Córdova / EL COMERCIO

Yolima Paiz dirige los deportes en el Colegio Letort. Consiguió que esta institución auspiciara el torneo y el Taller Internacional de Fútbol para Amputados, donde se hablará de perfeccionamiento de la técnica de estos futbolistas y también de arbitraje. “Tengo el propósito de organizar la Primera Liga Nacional y para ello necesitamos entrenadores y árbitros, tenemos ya varios inscritos”, añade Yolima.

El martes en la noche, los dos equipos de Pichincha, AFC Letort y ADFFAE, se entrenaron en las instalaciones de la Universidad de las Américas (UDLA). Lo hicieron bajo la dirección técnica de Hernán Cadena, que condujo desde el calentamiento, ejercicios físicos y técnicos y jugadas con balón. Terminó con una sesión de fútbol.

“Ellos necesitan un trabajo específico intramuscular en sus brazos, porque son los que les facilita el movimiento por toda la cancha. Se debe compensar la fuerza de sus extremidades superiores con su pierna, pues es en la que recae todo el peso de su cuerpo”, dijo el entrenador, que trabaja con estos futbolistas desde hace dos meses.

Entrenamiento de los equipos de Pichincha que son integrados por personas con discapacidad física. Fotos:  Martha Córdova / EL COMERCIO

Entrenamiento de los equipos de Pichincha que son integrados por personas con discapacidad física. Fotos: Martha Córdova / EL COMERCIO

El Campeonato Nacional se jugará en una cancha de indorfútbol. Cada equipo saltará a la cancha con siete jugadores:
1 arquero, 3 defensas, 2 volantes y 1 delantero.

Los partidos se jugarán en dos tiempos de 30 minutos cada uno, con descanso de 10 minutos. Cada jugador de campo debe tener una amputación en sus extremidades inferiores, mientras que el arquero debe tener una amputación en sus extremidades superiores.

“Estamos muy motivados por la realización de este torneo, hemos asumido con mucha responsabilidad la preparación. Queremos demostrar a la gente que la discapacidad solo existe en el pensamiento de quienes nos consideran discapacitados”, dijo Ángel González. Él, además de futbolista, compitió en el Ironman 70.3 de Manta, el mes pasado y en representación de las Fuerzas Armadas; logró dos medallas mundiales en pruebas de atletismo en Alemania. El torneo cuesta USD 11 000 y fue financiado por el Colegio Letort.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)