22 de December de 2013 00:44

Frickson Erazo desató una fiesta en el estadio Folke Anderson

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Frickson Erazo se puso un gorrito navideño al final del cotejo y posó para una foto junto con los niños pasabolas que colaboraron ayer en el estadio Folke Anderson, de su natal Esmeraldas.

El zaguero organizó el encuentro amistoso entre ‘Los Amigos de la Tri’ y el club local Rocafuerte, al cual asistieron unas 8 000 personas. El marcador fue 0-0, pero eso pasó a segundo plano.

En las gradas los asistentes degustaron un sinfín de dulces y picadas: canguil dulce, manzana acaramelada, huevos chilenos, corviches, champú (dulce de maíz con panela y mote), cazabe (otro dulce de maíz con panela, coco..)… El clima fue el ideal para jugar fútbol, pues el cielo estuvo nublado, con humedad pero con un viento refrescante. Esto matizó las charlas futboleras en la tribuna del estadio, el único sector que se llenó.

Las jugadas elegantes de Erazo, las fintas de Michael Jackson Quiñónez y de Joffre Guerrón, más las voladas del golero Alexander Domínguez arrancaron aplausos y vítores de los asistentes. La mayoría se identificó con camisetas de la Tri, y de los clubes que predominan en la ‘Provincia Verde’, Barcelona y Emelec.

Aunque la cancha lució en malas condiciones, irregular y con un césped pelado, los jugadores se brindaron para su público. Antes, Erazo entregó un cheque de USD 5 000 a la Federación Deportiva de Esmeraldas. “Esperamos llegar a unos 1 000 niños”, indicó el defensor de Barcelona cuando finalizó el encuentro, rodeado de niños y pocos periodistas.

Carlos Tenorio, otro de los futbolistas invitados, detalló que en días pasados, los jugadores nacidos en esta provincia también realizaron visitas benéficas en diferentes barrios, cada uno por su cuenta. “No llegamos a todos los sectores porque es complicado, pero sí a los más necesitados”.

Así, tras la fiesta futbolera, los seleccionados tenían previsto reunirse en horas de la noche en un restaurante local para cenar y conversar sobre sus experiencias. El combinado fue dirigido por el DT de la Sub 15, Javier Rodríguez, mientras que al frente estuvo John Cagua, estratega del Rocafuerte, quien también ponderó la iniciativa de Erazo.

Entre los ‘legionarios’, asistieron Guerrón, Juan Luis Anangonó, Joao Plata y Tenorio. Eso sí, para los aficionados “faltó un poco más de difusión del evento. El año pasado, el estadio estuvo repleto porque también vinieron más figuras y hubo más publicidad”, destacó Sabrina Mesías, una de las aficionadas que llegó con su familia.

Uno de los actos de homenaje que se registraron como parte de este evento deportivo fue la entrega de una placa para Dorcy López, abuela de Christian Benítez. Sus compañeros expresaron, nuevamente, el afecto que sienten por el fallecido goleador de la Selección y el América de México.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)