3 de June de 2012 17:48

Tres orejas en diecinueve corridas del peor San Isidro en mucho tiempo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Sólo tres orejas se han cortado en las diecinueve corridas de la recién finalizada Feria de San Isidro en Madrid, la peor que se recuerda en muchos años.

No obstante, un minucioso espigueo del ciclo todavía deja algunas cosas para el recuerdo. La más importante, sin duda, la doble actuación de Sebastián Castella, que en su primera tarde cortó una oreja a un toro que le hirió al abrir la faena de muleta, pero al que terminó cuajando y llegó a estoquear, negándose a pasar a la enfermería hasta dar cuenta del siguiente.

La heroicidad del torero francés tuvo el refrendo de una labor magistral al reaparecer, una semana después, con una faena de mucha hondura a un gran toro de Núñez del Cuvillo, al que pudo cortar las dos orejas si lo mata bien.

Los otros con premio de una oreja cada uno, son Iván Fandiño, que confirma así la irresistible ascensión que comenzó hace un año, y "Morenito de Aranda", el torero revelación de esta temporada.

Fandiño hizo tres paseíllos, uno de ellos por la vía de la sustitución, dejando claro en todos que su principal arma es la ambición, aparte naturalmente de una buena técnica, arrojo y regusto en la interpretación. Y "Morenito" tuvo una sola tarde, en la que cuajó una faena de arrebato y mucha calidad.

Destacado también en el ciclo, un recuperado Matías Tejela, ninguneado por "el palco" tras una faena muy completa de capote y muleta que además tuvo buen refrendo con la espada.

Eduardo Gallo, sin estar anunciado en principio, entró en la feria al ganarse una sustitución en la corrida previa al ciclo, el 6 de mayo, y sale lanzado aún sin el reconocimiento de las orejas por fallar en la suerte suprema dos faenas de mucho valor y torería.

Entre las figuras, dieron el do de pecho Alejandro Talavante y Miguel Ángel Perera, aunque ninguno "tocó pelo" por la falta de acierto con la espada.

Buena dimensión dejó un esforzado Rubén Pinar en su primera tarde, sin embargo, en la corrida de Ibán ya no fue tanto. Juan del Álamo, a punto de cortar un trofeo que le privó la espada, es otro a tener en cuenta por ganas y concepto.

El mexicano Saldívar causó asimismo buena impresión, aunque con desigualdades y finalmente también sin espada en la tarde de los buenos toros de Fermín Bohórquez. Y muy firme pese a enfrentarse a dos toros de nulas opciones, Diego Urdiales.

En el grupo de los valientes, Fernando Robleño se la jugó con su habitual sinceridad en la muy difícil corrida de Escolar. Y Javier Castaño otro tanto haciendo gala además de recursos con una corrida de Carriquiri que resultó imposible. Castaño cayó lesionado en su segunda comparecencia la tarde de "los cuadris".

Sin suerte con los toros, pasaron de puntillas Leandro Marcos, Antonio Nazaré, David Mora, Esaú Fernández, Miguel Tendero, Curro Díaz, "Zotoluco", Diego Silveti, "Frascuelo", Ignacio Garibay, José María Lázaro, "Rafaelillo", José Luis Moreno y Uceda Leal, éste pese a todo ganándose mucho reconocimiento por una gran estocada, precisamente lo que le faltó al "Fundi", que se dejó un toro vivo.

Sin pena ni gloria, "El Fandi". Y desacertados, Juan Bautista, "El Cid", José María Manzanares, Daniel Luque, Fermín Spínola, Serafín Marín, López Chaves y Luis Bolívar.

Peores aún, los afligidos Miguel Abellán, César Jiménez y Víctor Barrio. Y rematadamente mal, "El Payo" y Julio Aparicio, este último hasta el punto de decir adiós por sorpresa.

La feria tuvo, afortunadamente, tres corridas de rejones -una de ellas en el epílogo, ya fuera de abono- resueltas todas con Puertas Grandes, eso sí, de distinto calibre.

Andy Cartagena, Sergio Galán y Diego Ventura salieron a hombros. A pie lo hizo Hermoso de Mendoza, que cortó una oreja que vale tanto como una Puerta Grande. Leonardo Hernández también se proyectó con fuerza y no hizo mal papel el portugués Francisco Palha.

El día 3 de junio, en el "festejo puente" con el ciclo del Arte y la Cultura, Martín Burgos y Joao Moura, hijo, salieron a hombros, con dos orejas cada uno, mientras que Fermín Bohórquez lució un buen rejoneo pero mató mal.

En los novilleros, dos nombres destacados, Gonzalo Caballero y Gómez del Pilar, cortaron una oreja cada uno. Pasaron de puntillas, Tulio Salguero, Damián Castaño y Fernando Adrián. No tuvo suerte con el lote Alberto Durán. A Javier Jiménez se le fue un buen novillo. El mexicano Sergio Flores anduvo a medias. Y mal la única mujer en la feria, Conchi Rios.

Del capítulo ganadero, lamentablemente hay muchos motivos para hablar mal. De lo poco bueno, las corridas de Alcurrucén, Baltasar Ibán y Fermín Bohórquez, amén de un toro de Núñez del Cuvillo y dos novillos de Guadaira.

Abundaron las corridas malas y precisamente por lo rematadamente malas que fueron hay que mencionar ocho de ellas: "El Cortijillo", Montalvo, El Vellosino, "El Ventorrillo", Juan Pedro Domecq, Guardiola Fantoni, Carriquiri y José Escolar.

Así se explica que con la cantidad de toros que han salido al ruedo y la larga lista de toreros que han intervenido, el poco poso que deja la feria.

Otro dato, en plena crisis, los tres llenos de "no hay billetes", los días 17, 26 (rejones) y 2 de junio. Para dar un premio a la afición, que lejos de desertar por aburrimiento o desesperarse por el exiguo marcador de trofeos, siempre vuelve.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)