'Torear en el campo, pasaporte a la aventura'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Fiesta Brava

La alternativa de matador de toros es el día más importante de la vida profesional de un torero y marcará su futuro. En un alto a su tesonero entrenamiento José Alfredo Cobo respondió el cuestionario de EL COMERCIO.

¿Qué siente un novillero a días de su alternativa?
Mucha ilusión pero a la vez un alto sentido de responsabilidad .

¿Está consciente de que desde el doctorado todo empieza de nuevo?
Sin duda alguna, y además estoy consciente de que implica más sacrificio, dedicación y esfuerzo. Nunca se termina de aprender.

¿De dónde le viene la afición a José Alfredo Cobo?
De mis antecedentes familiares por parte de mi padre y de mi madre. Desde pequeño siempre acompañé a mi padre al campo, sabía los números de las vacas y de las crías, cuales eran su madre y su padre, entonces la loca idea de ser matador no se me pasaba siquiera por la mente.

¿Cuándo vio claro que quería ser torero?

A los 10 años toreé mi primer festival, no sé si fue mi mejor experiencia, la becerra me pegó una voltereta y no quise volver a salir, recuerdo haber pedido agua, tenía toda la cara llena de arena y escuché a mi padre decir que "el agua era para los patos".

Pero un día tuvimos una invitación a Huagrahuasi, que marco mi vida. Cuando estábamos con José Luis Cobo en el potrero, al ganadero y matador de toros -admirado por mí-, se le ocurrió la idea de torear un becerro a campo abierto. Después de disfrutar viendo la suavidad del toreo de José Luis llegó mi hora de torear por segunda vez en mi vida y sentir el toreo como pocas veces lo he hecho hasta hoy; lo toreamos por más de una hora y me dio mi pasaporte a esta aventura de soñar en ser torero.

¿Cómo lleva un torero la preocupación de la familia, la responsabilidad de su padre y hermano, que son conocedores?
Eso es para mí un gran respaldo anímico y emocional, que tengo que compensarlo con responsabilidad.

[[OBJECT]]

¿Qué supone la preparación para la alternativa?
Ilusión, responsabilidad y sobre todo conciencia de lo trascendente del hecho.

¿Cuántas vacas ha toreado en el campo y cuántos novillos has matado a puerta cerrada estos días?
32 vacas y ocho novillos, con el respaldo generoso de los ganaderos, para que pueda estar a punto ese día.

¿Hablemos de sus inicios, en qué año fue la primera novillada?
Mi debut de luces, un día ­soñado. Lo hice en Puyo, junto a Juan Pablo Díaz y al rejoneador Wilson Valladares, con reses de La Merced. No tenía todavía un vestido de ­luces, utilicé un grana y oro de un compañero de la escuela taurina y gran persona: Martín Enríquez. Ese día ­ viajé sin mi familia -que ­siempre suele acompañarme-, toda la noche en el camión de los toros. Mi debut con caballos fue en Salcedo, una novillada de San José del Quinto, junto a José Arcila, hoy matador de toros colombiano, y Enrique Terán.

¿De los compromisos en Perú, Colombia, Venezuela y México, cuáles han sido las enseñanzas y cuáles los más fructíferos?
Las enseñanzas han sido fundamentalmente en el orden técnico, en el profesionalismo y en la vivencia misma del mundo del toro.

El compromiso más fructífero fue cuando corté un rabo en Monterrey, México, a un toro de las Golondrinas. Eso fue positivo en lo técnico y en lo anímico. Un triunfo así te da mucha moral para seguir en esta dura lucha.

¿Qué le parece el cartel para el día de la alternativa con reconocidas figuras de Francia y de México?
Me gusta, me ilusiona y me compromete. Hubo la posibilidad de tomarla (la alternativa) a fines del año pasado en México, pero ante el ofrecimiento de una persona con tanta afición, seriedad y sentido empresarial, como don Patricio García Díaz, principal de Tauroproducciones, no dudé en hacerlo en esta primerí­sima feria del Ecuador.

¿Cómo será el vestido?

Muchos toreros prefieren guardar la sorpresa pero yo he colocado la foto en redes sociales. Es un traje fucsia y azabache confeccionado por el sastre ecuatoriano El Vito.

¿Luego de la alternativa?

Seguir luchando por mi ilusión , por mi afición y fundamentalmente por la fiesta y la afición ecuatoriana.

José Alfredo Cobo Nació en Quito el 6 de septiembre del año 1988.

Alternativa Riobamba, 12 de abril del 2014. Juan Bautista Jalabert (Francia), padrino, Arturo Saldívar(México), testigo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)