26 de May de 2012 17:29

El Fundi, Robleño y Sergio Aguilar se fueron de vacío en Vic Fezenzac

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La terna compuesta por José Pedro Prados, "el Fundi", Fernando Robleño y Sergio Aguilar se fueron hoy (sábado) de vacío en la corrida celebrada en la localidad francesa de Vic Fezenzac.

FICHA DEL FESTEJO. Corrida dispar de presencia de José Escolar, manejables segundo y quinto, muy bueno el cuarto, listo el tercero y peligroso el último, cumplidores en el caballo sin exceso de celo, excepto el último que fue manso. El primero, de El Risco, con casi setecientos kilos, tuvo buen son, aunque una movilidad acorde con su volumen.

José Pedro Prados, "el Fundi": ovación con saludos y ovación con saludos.

Fernando Robleño: ovación con saludos y vuelta después de petición.

Sergio Aguilar: aplausos y silencio. Pasó a la enfermería después de matar el sexto, donde se le reconoció un fuerte varetazo en la pierna izquierda y un traumatismo en el riñón pendiente de radiografía.

Plaza llena
----------------

A "el Fundi" le tocó el lote más aprovechable, con un ejemplar de "El Risco", voluminoso pero noble, que recibió dos puyazos fuertes y espectaculares, antes de demostrar buen son en la muleta, así como algo de flojeza. El diestro se centró con él y le instrumento buenas series por ambos lados. Mató de media y descabello y se le invitó a saludar.

El cuarto, muy en Buendia, fue con diferencia el mejor toro de los de José Escolar, pero también el más chico, por lo cual fue muy protestado por el público. A pesar de que "el Fundi" estuvo muy bien con él el público tardó en entrar en la faena, pero luego jaleo al torero.

Quizás por eso se pasó un poco de faena el torero y pincho varias veces, escuchando dos avisos, lo cual no impidió que se le llamase a saludar.

Cuando salió el segundo de la tarde, otro toro de Escolar justo de presencia para esta plaza, se armó un alboroto en los tendidos, en parte porque el toro era chico, y en parte porque la diferencia con el de El Risco lo achicaba aun más.

Fue un toro pronto, obediente y con la cabeza algo suelta, pero Robleño nunca lo dudo y le instrumentó una faena completa por ambos pitones. Mató de una entera algo caída y saludo.

El quinto fue el más voluminoso y alto del lote de Escolar, noble aunque sin humillar nunca. Robleño lo toreo siempre a media altura, aprovechándole bien la inercia para ligar series completas. Fue muy jaleada su faena y después de una entera después de un pinchazo se le pidió con fuerza la oreja que el presidente no concedió.

A Sergio Aguilar le tocó bailar con las dos más feos: un primero listo, buscón y más en saltillo que sus hermanos de camada, y un segundo bien hecho pero manso. Se tuvo que picar en el terreno de chiqueros.

Cogió de lleno a Sergio Aguilar en el capote y otra vez cuando este, con enorme pundonor, vistas las dificultades del toro, cogió la mano izquierda a principio de faena.

En los dos casos el público le ovacionó, al igual que cuando pasó a la enfermería, así como ovacionó a "el Fundi" y a Robleño cuando se fueron.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)