Enrique Ponce fue operado con éxito y comienza su rehabilitación

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Madrid, EFE

El torero valenciano Enrique Ponce fue operado anoche "con éxito" en el hospital Nisa Pardo de Aravaca (Madrid) de la fractura de clavícula izquierda que sufrió el pasado martes, 18 de marzo, en la Feria de Fallas de Valencia, han informado fuentes sanitarias.

Ponce, que esta misma mañana recibía el alta del hospital Casa de Salud de Valencia, ha viajado directamente a Madrid para ponerse en las manos del doctor Ángel Villamor, traumatólogo y médico habitual de toreros y futbolistas que sufren este tipo de lesiones óseas.

Tras la exploración física y las pruebas radiológicas realizadas antes de la cirugía, el doctor Villamor ha confirmado el diagnóstico de "fractura de clavícula izquierda con estallido de varios fragmentos".

La intervención, que ha durado algo más de dos horas, ha consistido en la "reconstrucción y estabilización" de todos los fragmentos óseos con una placa de titanio "diseñada para adaptarse perfectamente a la forma concreta de la clavícula del valenciano", recoge el parte médico oficial.  

[[OBJECT]]

Además, se ha revisado y curado la herida que presenta Ponce en la axila derecha y se ha supervisado el cuadro general postraumático del paciente. 

Para Villamor, "la fortaleza física y mental" de Ponce ha sido crucial para que esta misma mañana hayan podido observar en él un "rango de amplitud bastante completo" del brazo afectado, que le ha llevado, incluso, a realizar "movimientos de toreo de salón".

No obstante, la recuperación del torero de Chiva (Valencia) se prevé larga, ya que la fractura que presentaba en la clavícula izquierda era "mucho más grave" de lo que se podía esperar, con un estallido importante del hueso. 

"Hemos supervisado la cornada y, ante todo, tenemos que decir que ha tenido muchísima suerte, pues el asta le entró en 25 centímetros por debajo de la axila, penetrando entre pulmón y la clavícula hasta el cuello, y a pocos milímetros de vasos importantes como la carótida", añadió Villamor.

A pesar de este "milagro", como lo ha definido el doctor, la cornada afecta a músculos y ha disecado tejidos que le ha afectado a la actividad sensorial del brazo, no a la motora, y le han producido una importante inflamación del hombro.

"Vamos a dejarle, al menos, hasta el domingo ingresado, ya que necesita un tratamiento de antibiótico intravenoso para evitar infecciones, y aunque es demasiado pronto para hablar de plazos, ya que hay que esperar a su evolución diaria, estimo que en alrededor de un mes podría estar preparado para volver a su actividad", concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)