18 de November de 2012 13:46

El diestro francés Jalabert arranca una oreja en la primera de Valencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El diestro francés Juan Bautista Jalabert cortó la única oreja e hizo lo más destacado de la tarde en la primera corrida de la Feria de Valencia, en el centro de Venezuela, donde el español Antonio Ferrera no tuvo una feliz tarde.

Tampoco tuvieron su mejor tarde los venezolanos José Antonio Valencia y Otto Rodríguez en una tarde en la que se jugaron ocho toros (siete de la divisa nacional La Cruz de Hierro) y uno de la colombina El Capiro de Son Son (2º) de juego irregular, salvo el cuarto y el octavo, que medio se dejaron torear.

La plaza registró poco más de un tercio de aforo (aproximadamente 6 000 personas).

Valencia, de rosa picassiano y oro, aplausos y palmas.

Ferrera, de azul añil y oro, ovación y palmas tras dos avisos.

Rodríguez, verde botella y oro, palmas y silencio.

Bautista, de canela y oro, petición de oreja y oreja.

José Antonio Valencia saludo con airosas verónicas al que abrió plaza, rematando con media que se aplaude. Lo cambiaron de tercio tras un puyazo de Fermín Guimerá y par de Luis Prato.

Le dio sobrio trasteo a un toro que buscó las tablas, donde le sacó muletazos de aliño antes de matarlo de pinchazo y estocada.

A "rompecalderas" salió Valencia ante el quinto. Lo cambiaron con un puyacito. Le plantó cara el torero del patio con dos series por la derecha que llegaron al público y cambio la faena con pases de adornos, rodilla en tierra, que desmerecieron el trasteo.

Ferrera estuvo valiente con el percal, intercalando chicuelinas, y rematando con toreros recortes. Paso la suerte de varas con dos puyacitos, y dos pares de banderillas saliendo del estribo que se ovacionan.

Luego comenzó valiente la faena por alto con la mano izquierda reposando en las tablas de la barrera. El toro de El Capiro terminó refugiándose en tablas, pero el diestro balear insistió y le logró sacar muletazos por ambos pitones, finiquitado de pinchazo y estocada.

En el sexto estuvo arrollador con el capote y singular en tres pares de banderillas que enardecieron los tendidos.

Presentó larga y valiente faena acompañado con la música, con enjundiosas con la diestra y por naturales. Se adornó en apretadas manolas y molinetes, que calentaron al público.

Otto Rodríguez recibió con sobrios lances al tercero de la tarde, al que colocó y saco del caballo con soltura. Faena de aliño por ambos pitones que se vino a menos, antes de matarlo de pinchazo y descabello.

Al séptimo, lo toreó con gusto por la capa, encontrándose voluntarioso en el último tercio. Cumplió con pasaportarlo.

Bautista recibió con majeza a su primero, gustándose con un quite por verónicas que reconoció con ovación la concurrencia. Con una vara y dos pares de palos llegó a la pañosa del galo, quien inicio trasteo con templadas series con la diestra, templando y mandando, que hicieron sonar el pasodoble.

Emotivas series de naturales rematadas con pases de pecho. Otra tanda con la diestra, antes de adornarse con ceñidas manoletinas. Mató de estocada arriba y certero descabello. Fuerte petición de oreja que la presidencia concedió para enmendar la negación de la que merecía en su primer toro.

El francés hizo lo más torero de la tarde en el octavo toro, último de la corrida, que resultó larga y tediosa, salvo las dos faenas del diestro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)