Los astados deslucieron la corrida de aniversario en la México

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE, México

La corrida de aniversario resultó un fiasco por, cosa rara, las malas condiciones de los astados de Fernando de la Mora que francamente no dieron opciones para el triunfo explosivo que se esperaba con el navarro Pablo Hermoso de Mendoza, Joselito Adame y Octavio García 'El Payo', que se fueron con las manos vacías.

Una soberbia entrada anoche, calculada en unos 35 mil espectadores, en la que se torearon ocho toros, seis de la lidia ordinaria y dos, un sexto, sustituto del original que resultó manso y un octavo de regalo, de la dehesa de Fernando de la Mora que no correspondieron a la expectación de este 68 aniversario del magno coso de la capital de México. Así es la fiesta.

De los seis lidiados, dos de rejones, primero y cuarto, se han dejado a medias y los otros de la lidia ordinaria, sin opciones segundo, tercero, quinto y séptimo, el sustituto del sexto ha sido el mejor con pocos pases aunque se rajó al final de la faena.

Hermoso de Mendoza no alcanzó el éxito que se esperaba, aunque tuvo momentos brillantes sobre todo toreando muy bien con sus nuevas jacas toreras, pudo haber obtenido trofeos.

[[OBJECT]]

Al primero lo mató de fea forma. Silencio. Y el cuarto, en que hubo mejores momentos y sobre todo un soberbio par de banderillas a dos manos, tampoco lo mató como mandan los cánones. Palmas.

Joselito Adame, que es el gran triunfador de la temporada, al segundo, sin clase y soso como él sólo, lo mató pronto. El quinto resultó áspero y sin calidad, deslucido e incomodo.

Ovación al séptimo en el que tuvo momentos de torería pero el astado, muy reservón, duró poco y se rajó. Lo mató pronto y recibió palmas.

'El Payo', con el tercero, otro ejemplar sin posibilidades, estuvo tesonero y lo mató de pinchazo y gran estocada, silencio. Mientras que con el sustituto del sexto, estuvo bien con el capote y una media faena que entusiasmo al público, sobre todo con su toreo con la mano derecha.

La res vino a menos, pinchazo y estocada para saludar en el tercio, lo que pareció muy poco.

Los toreros de plata Juan Ramón Saldaña en el segundo y Héctor Rojas en el quinto, saludaron en el tercio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)