27 de October de 2014 23:09

Dos indultos, puerta grande, y la ilusión con savia nueva de la fiesta

Los tres novilleros premiados en la final del certamen de TV ‘Operación Triunfo’ salen a hombros de la Plaza de Riobamba. Foto: Cortesía Alberto Suárez

Los tres novilleros premiados en la final del certamen de TV ‘Operación Triunfo’ salen a hombros de la Plaza de Riobamba. Foto: Cortesía Alberto Suárez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 12
Contento 0
Gonzalo Ruiz Álvarez ( I )
EL COMERCIO
Quito

La fiesta de los toros en el Ecuador recibió este domingo por la tarde una muy buena noticia.

El escenario fue la Plaza de Toros Raúl Dávalos de Riobamba. Allí, seis novilleros seleccionados en un ‘reality show’ titulado ‘Operación Triunfo’ se dieron cita para dirimir el cuadro de honor.

El concurso tuvo eliminatorias en tres tardes efectuadas en distintas plazas de la provincia de Chimborazo. Los promotores fueron los matadores de toros riobambeños Mariano Cruz Arellano y Mariano Cruz Ordóñez ( padre e hijo). Los resúmenes se televisaron por la estación local TVS Canal 13.

El domingo la premiación llegó en el mismo ruedo después de la novillada. El cuadro de honor lo encabezó el guarandeño Cristo ‘ Maravilla Borja (de traje verde y oro en la foto superior). El segundo más votado fue Pablo Uquillas (de traje tórtola y plata) y el otro triunfador fue Juan Carlos Villegas (de vestido azul y oro). los dos últimos novilleros son oriundos de Ambato.

Con poco público en los tendidos, se lidiaron cuatro novillos de Santa Martha de diverso juego, destacó el corrido en cuarto lugar, número 27, Ecijano de nombre, precioso de hechuras, bravo y noble, que fue indultado por Juan Carlos Villegas.

Completaban el encierro dos novillos de Santa Rosa. El quinto, de nobleza y son superior, número 111, bautizado como Depositero, fue indultado por Cristo ‘Maravilla’ Borja. El sexto se destacó por ser bravo y repetidor.
Francisco Maldonado pechó con un novillo complicado, pero supo demostrar oficio y valor. Dio vuelta al ruedo.
Daniel Dávila no se confió, pero tiene buenas maneras y lució en una tanda con la mano derecha y en pasajes sueltos. Dio vuelta al redondel.

Nicolás Guevara fue todo voluntad, se llevó varias volteretas y demostró buena disposición y entrega pero poco rodaje. Vuelta al anillo.

Juan Carlos Villegas salió muy decidido. Su gran mérito fue la entrega y haber lucido en las arrancadas de largo al excelente novillo de Santa Martha que le cupo en suerte. Faltó bajar la mano pero hizo una faena larga y celebrada por el público. Indulto y dos orejas y rabo simbólicos y vuelta triunfal.

La sorpresa de la tarde fue la presentación de Cristo ‘Maravilla’ Borja. Buena planta, apostura y la difícil facilidad para el toreo afloraron desde los primeros lances.

Invitó a banderillear al sobresaliente Jackson Chicaiza y con la muleta regaló un trasteto de temple, clase y torería plena. Maravilla sorprendió a todos con valor, buena técnica y que lució ante la clase, nobleza y son del novillo de Santa Rosa, que terminó indultando, para recibir los máximos trofeos ( dos orejas y rabo ) que paseó entre las ovaciones generales.

Otra buena actuación cumplió Pablo Uquillas, con valor, buen corte y momentos intermitentes donde obtuvo pasajes brillantes ante un novillo bravo, cortó una oreja que fue un premio justo a su buena labor.

El sobresaliente Chicaiza dio quites y fue volteado.
La premiación, con capotes, muletazos y un traje de luces para los jóvenes valores. La Peña Manolete reconoció a los promotores. La tarde de Riobamba renueva la esperanza por la fiesta brava en el país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)