26 de October de 2014 21:54

Endara y Castaño, los mejores en el Cotopaxi

El recorrido de los ciclistas incluyó un tramo por la carretera. Esto fue antes que se terminara la prueba, en el trayecto que los conectaba con el sector de El Caspi. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

El recorrido de los ciclistas incluyó un tramo por la carretera. Esto fue antes que se terminara la prueba, en el trayecto que los conectaba con el sector de El Caspi. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Deportes (D)

Felipe Endara y Erick Castaño completaron la Vuelta al Cotopaxi en seis horas y se quedaron con el primer puesto de la categoría abierta.

La décima edición de esta carrera alrededor del volcán duró dos días. Hubo lluvia, sol, vientos fuertes y exigencias del terreno desconocido para varios de los equipos.

La pareja ecuatoriana de Endara y Castaño estuvo entre las primeras en el recorrido. En el primer tramo consiguieron adelantarse con alrededor de 10 minutos, respecto al segundo equipo. Sin embargo, ellos perdieron la ventaja debido a un error de navegación.

“Ayer tuvimos un desvío en el Morro. Perdimos 10 minutos, cruzamos un pequeño río y nos tocó subir una parte cargando la bicicleta. Eso nos pasó factura en lo físico”, comentó agotado Castaño.

El tramo inicial de la carrera fue el más duro para los competidores. Los organizadores cambiaron la ruta con el ánimo de renovarla y festejar de esa forma la primera década de la Vuelta al volcán.

Algunos competidores ya tenían experiencia en la ruta tradicional, pero se encontraron con algunos espacios nuevos, por lo que corrieron el riesgo de perderse. Incluso, llegaron a subir hasta 4 170 metros sobre el nivel del mar.

Endara y Castaño tuvieron que hacer un gran esfuerzo después de la acampada en el Tambo. Ayer (26 de octubre de 2014) desde las 09:00 recorrieron los 65 kilómetros de la segunda etapa.

“Tuve que darle golpes a las piernas para que se me aflojaran los músculos y poder seguir. Pero cuando pasamos Limpiopungo aceleramos con todas las fuerzas que nos quedaban”, reveló Endara.

Los integrantes de la pareja ganadora estuvieron juntos por primera vez en esta prueba, pero se acoplaron bien al ritmo de trabajo de cada uno. Incluso, dependieron de la resistencia del otro en tramos diferentes de la competencia y se tuvieron que empujar uno a otro.

Los ganadores compitieron para las marcas Álamo, BikeStop, Orbea, Natural Vitality, Ixión y Café Vélez.

El sábado (25 de octubre) llovió cerca de una hora, lo que produjo lodo en el terreno , originando que las bajadas se hicieran peligrosas.

Por momentos hubo sol y los competidores luchaban contra el viento en las partes más cercanas al nevado.

El terreno de la ruta alternó entre tierra, piedras, césped, agua y pavimento.

Para la empresa que organizó el evento, el objetivo de la Vuelta al Cotopaxi es hacer que los ciclistas estén activos y que tengan un ambiente interesante para realizar deporte.

“Cotopaxi es un nombre muy conocido, pero lo especial es la acampada. Ahí los ciclistas se detienen y cuentan sus historias propias. Además que la gente conozca los espacios de nuestro país”, contó el representante de la tienda Cikla, Daniel Espinosa.

El trayecto hizo que la Vuelta al volcán Cotopaxi fuera más atractiva. Los organizadores quieren que los participantes del certamen reconozcan los lugares de flora y fauna, propios de la Serranía.

“Algunos participantes dicen que debería ser igual siempre para que alguien pueda romper los récords que se van marcando, pero lo que nos interesa es que se conozcan las haciendas, el Parque Nacional Cotopaxi y muchos caminos alucinantes”, agregó el empresario.

El cambio en el trayecto hizo que los pedalistas desembocaran en una zona nueva. La línea de llegada se puso por primera vez en la localidad de El Caspi, un pueblo donde habitan 400 personas, dedicadas a la agricultura. Los moradores asistieron con curiosidad a la culminación de la cita ciclística.

Juan Chimbo llevó a todos sus hijos y sobrinos a ver la llegada de los deportistas. “Sí hay algunas personas que vienen con sus bicicletas, pero nunca habían hecho un evento tan grande aquí”, comentó el habitante del sector.

Una cancha de fútbol, en el pueblo, fue el escenario donde se reunieron los vecinos del caserío, los familiares de los competidores y los turistas.

El próximo año se definirá un nuevo trayecto para que los participantes puedan conocer los lugares cercanos al volcán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)