10 de October de 2012 13:40

Federer se siente tranquilo y quiere olvidar las amenazas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El suizo Roger Federer señaló hoy que se sentía "tranquilo" y que nada más pisar la pista central de Centro de Tenis Qi Zhong se olvidó de las recientes amenazas de muerte que había recibido.

"Es cosa del pasado", comentó tras resolver su primer partido en el Centro de Tenis Qi Zhong. "Me siento bien. Solo lo pensé un momento. Vi a uno de los guardias de seguridad fuera de la pista, y pensé que el asunto todavía estaba por ahí. Pero siempre hay guardias cuando juego un partido en la pista central. Es normal. No obstante, en cuanto empezó el encuentro, lo olvidé y no volví a pensar en ello", señaló.

Conscientes de las amenazas la organización del torneo ha reforzado este año las medidas de seguridad. La pista de entrenamientos de Federer ha estado vigilada por media docena de guardias. Incluso a los medios de comunicación se les chequea a diario a la entrada con escáner.

Mientras, el bloguero que lanzó la amenaza por internet puso otro mensaje en el que admitía que se había disculpado pero aclaraba que permanecía en libertad.

"No he sido arrestado", dijo en el portal baidu.com muy popular de China, y donde había aparecido la amenaza original. "Tomé la iniciativa y contacté con las personas pertinentes para pedir disculpas", señaló en el mensaje.

Federer conocía también estas disculpas. "Si, sé que han salido a la luz pública. Quizás todo este asunto no debería haber estado en los medios desde el principio. Pero ya forma parte del pasado", añadió el número uno, que confirmó hoy que ante las amenazas retrasó su decisión de competir en Shanghái "hasta el lunes o el martes" de la pasada semana. "Sí, fue tomada muy tarde", reconoció.

La amenaza original decía: "El 6 de octubre, tengo la intención de asesinar a Federer con el propósito de exterminar el tenis" y el usuario publicó una imagen retocada que mostraba un decapitado Federer de rodillas en una cancha de tenis, con un verdugo hacha en mano, de pie junto a él.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)