13 de febrero de 2015 12:02

Presidente del FC Barcelona defiende su inocencia por el caso Neymar

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y el futbolista Neymar. Fotos: EFE y AFP

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, y el futbolista Neymar. Fotos: EFE y AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, defendió hoy 13 de febrero su inocencia ante el juez de la Audiencia Nacional española que le imputó por un presunto fraude fiscal en el fichaje del futbolista brasileño Neymar.

Según algunos medios españoles, Bartomeu señaló al ex presidente Sandro Rosell como el responsable de la negociación de los siete contratos en que se dividió el fichaje de Neymar y aseguró que él no decidió imputar los pagos a un ejercicio fiscal que, según la fiscalía, no corresponde.

Con estos argumentos y tras casi tres horas de declaración, el presidente del Barcelona solicitó su desimputación al juez Pablo Ruz, que ahora deberá decidir si atiende la petición del máximo mandatario azulgrana.

"El presidente del Barcelona ha defendido la corrección de las decisiones tomadas en este asunto amparadas siempre por los asesores fiscales del club", se limitó a señalar la entidad azulgrana a través de un comunicado.

"(El presidente) ha dejado claro que en la voluntad, tanto suya como de los ejecutivos del club, no ha existido ánimo de defraudar a la Hacienda pública", añadió el Barcelona en su escrito.

El presidente del Barcelona fue imputado por el juez Ruz después de que el fiscal le acusara de ser también responsable en el presunto fraude de 2,8 millones de euros (USD 3,2 millones) que, según la fiscalía, cometió el club catalán en la contratación del brasileño.

Neymar fue fichado por 57,1 millones de euros (unos 65 millones de dólares) en 2014, cuando Sandro Rosell aún presidía la entidad. Pero las sospechas sobre un coste mayor del fichaje acabaron provocando la dimisión de Rosell, también imputado por presunto delito fiscal en este caso, aunque en otro sumario.

Bartomeu, entonces vicepresidente deportivo, relevó a Rosell en la presidencia y mantuvo que el pago por el astro brasileño fue de 57,1 millones de euros y no de 82,7 millones, como sostiene el fiscal, que eleva la cantidad a 94,9 millones de euros contando los impuestos.

Después de denunciar en las últimas semanas una conspiración política del Estado español en contra del Barcelona y de que algunos de los vicepresidentes del Barcelona se negaran a respaldar la teoría, Bartomeu descargó hoy responsabilidades en su antecesor en el cargo e insistió en atribuir el caso Neymar a diferencias en el criterio tributario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)