12 de junio de 2015 17:05

Gasolinas:¿cuál se debe usar?

Cuidado del motor, economía o tradición son factores  por los cuales los usuarios deciden qué ponerle a su auto

Cuidado del motor, economía o tradición son factores por los cuales los usuarios deciden qué ponerle a su auto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Carburando

La calidad de las gasolinas en el país y cuál es la más apropiada para usar en cada vehículo son dos temas que despiertan el interés de los dueños y usuarios.

Respecto de lo primero, vale recordar que hace tres años el Ecuador emprendió un programa de mejoramiento de la calidad de los combustibles que, en el caso de las gasolinas, implicó el aumento del octanaje (de 81 a 87 para la extra y de 90 a 92 para la súper), así como la disminución de las partículas por millón de azufre.

Con ello, en teoría se pasó de una normativa Euro II a una Euro III, con las consecuentes ventajas para el desempeño de los vehículos y para el cuidado del medioambiente.

Si bien ello permite importar vehículos equipados con motores de más reciente generación, más potentes, eficientes y menos contaminantes que sus antecesores, su óptimo funcionamiento amerita el uso de la gasolina de mejor calidad disponible en el mercado.

Marco Antonio Grijalva, ingeniero de validación del Departamento de Ingeniería Experimental de General Motors del Ecuador, explica que, a pesar de las calibraciones que reciben los vehículos para adaptarse a las condiciones geográficas y climáticas variables, así como a la calidad de los combustibles, los motores deberían operar con gasolina súper para asegurar un desempeño óptimo y una vida útil extendida.

Es que aún con el aumento del octanaje, la gasolina extra no cumple con los requerimientos técnicos de ciertos motores. Ello deriva en varios problemas, el más notorio de los cuales es el conocido como cascabeleo, que es un sonido anómalo causado por una mezcla entre gasolina de bajo octanaje y variaciones en la presión de oxígeno que ingresa al motor.

Según Grijalva, el cascabeleo, cuyo término técnico es ‘knocking’, incluso puede darse aunque no sea perceptible en la altitud. En el largo plazo, el cascabeleo llega a dañar las cabezas de los pistones, las paredes de los cilindros y hasta la base del cabezote. Así, un motor que con una mejor gasolina pudiera rendir muchos más kilómetros sin reparaciones, ve reducida su durabilidad de manera considerable.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)