8 de junio de 2014 07:58

España 'recupera' a David Villa para el Mundial de Brasil

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
fernando-mendoza

"En terreno reducido, Villa es uno de los mejores delanteros del mundo". Las palabras del seleccionador español, Vicente del Bosque, en la rueda de prensa posterior al triunfo de la Roja en el amistoso del sábado en Washington contra El Salvador (2-0), sonaban a revancha.

El técnico salmantino quiso con esas palabras reivindicar la decisión de incluir en la lista del Mundial a un David Villa que no había realizado un buen año en el Atlético de Madrid, y que respondió a la confianza del seleccionador con un doblete contra El Salvador.

Villa, con sus dos goles contra los centroamericanos, consolidó su condición de máximo goleador de la historia de la selección española, con 58 tantos, y volvió a marcar con la Roja un año después, ya que su sequía a nivel de equipos nacionales se remontaba a los tres tantos contra Tahití (10-0) en junio de 2013 en la Copa de las Confederaciones.

Cuando se hacían apuestas sobre cuál sería el trío de delanteros que iría con España al Mundial, Villa, que llevaba quince partidos sin anotar, desde un encuentro en liga con el Atlético Madrid, en marzo contra el Celta, corría el riesgo de quedarse fuera.

Del Bosque tenía cinco delanteros para tres puestos: Fernando Torres, Diego Costa, David Villa, Álvaro Negredo y Fernando Llorente. Al final, el seleccionador español, que además cuenta con Cesc Fábregas como falso nueve, dejó fuera a los dos últimos.

Villa, de 32 años, que contra El Salvador sumó su 96 partido como internacional, y que puede llegar al centenar en el Mundial de Brasil si España supera la primera fase, le ofrecía a Del Bosque sus números como máximo goleador de la Roja y su experiencia y entendimiento con Xavi Hernández o Andrés Iniesta.

De este modo, el Guaje, que tras el Mundial pondrá punto final a su carrera internacional con España, coincidiendo con su nueva etapa en el New York City FC, aunque antes estará unos meses en el Melbourne City australiano, correspondió a la confianza del seleccionador con un par de goles en su primer partido tras la convocatoria.

Villa, campeón con España en la Eurocopa-2008 y el Mundial-2010, se perdió el título de la Eurocopa-2012 debido a una lesión de tibia en el Mundial de Clubes de 2011 en Japón, con el Barcelona, de la que no se pudo recuperar a tiempo para la cita de Ucrania y Polonia.

En aquel torneo, en la final contra Italia (4-0), Villa estaba en la tribuna para vivir la alegría junto a sus compañeros, con los que ahora volverá a estar en el césped. El asturiano es un seguro de gol en los torneos con España.

En los Mundiales de Alemania-2006 y Sudáfrica-2010 consiguió tres y cinco tantos respectivamente, mientras que en la Eurocopa-2008 hizo cuatro y en las Copas de las Confederaciones de 2009 y 2011 logró tres en cada una.

Hijo y nieto de mineros, le quedó el apodo del Guaje (niño en bable, la lengua de los asturianos), ya que así se suele llamar al chico que aprende ese oficio y ayuda al minero dentro y fuera de la mina. España tiene un seguro de gol en Villa.

Marca penales, va bien de cabeza, como demostró en el primer tanto contra El Salvador el sábado, y es ambidiestro. Cuando tenía cuatro años, David Villa se partió el férmur jugando al fútbol, al caerle otro niño encima y tuvo que estar medio año con la pierna derecha escayolada.

Su padre, que soñaba con que fuera futbolista y no siguiera la tradición minera de la familia, le empujó a que se entrenara, mientras estaba escayolado, golpeando el balón contra la pared con la zurda.

Gracias a aquel incidente hoy es capaz de marcar goles también con la izquierda. España sigue confiando en sus goles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)