16 de octubre de 2015 13:18

El escándalo FIFA alcanza a Alemania: ¿se compró el Mundial de 2006?

Franz Beckenbauer es uno de los implicados de la investigación que lanzará la revista Der Spiegel sobre la FIFA y el Mundial de 2006 en Alemania. Foto: Agencia AFP

Franz Beckenbauer es uno de los implicados de la investigación que lanzará la revista Der Spiegel sobre la FIFA y el Mundial de 2006 en Alemania. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El interminable escándalo de corrupción que rodea a la FIFA alcanzó hoy a Alemania, cuya exitosa candidatura para organizar el Mundial de 2006 fue acusada hoy por el prestigioso semanario "Der Spiegel" de utilizar una cuenta secreta para comprar votos.

En un avance en la web de su próximo número, el semanario aseguró que, según informaciones a las que tuvo acceso y cuyas fuentes no revela, los organizadores del Mundial abrieron en 2000 una cuenta secreta en la que el entonces jefe de la multinacional alemana Adidas, Robert Louis-Dreyfuss, ingresó 10,3 millones de francos suizos.

"El dinero se usó, según los indicios, para comprar los cuatro votos asiáticos, de los 24 que tiene el comité ejecutivo de la FIFA", publicó "Der Spiegel", que añade que el comité organizador devolvió luego a Dreyfuss 6,7 millones de euros (USD 7,6 millones al cambio actual) haciendo una triangulación financiera con ayuda de la FIFA.

La publicación sostiene que tanto el entonces jefe organizador, Franz Beckenbauer, como el actual presidente de la Federación Alemana (DFB), Wolfgang Niersbach, que era uno de sus subalternos, estaban al tanto.

Considerados hasta ahora como figuras ejemplares y candidatos a los más altos sillones, los dirigentes alemanes se encuentran de repente bajo el foco de la sospecha junto a Joseph Blatter o Michel Platini.

Poco antes de que el semanario diera la noticia, la DFB, la federación futbolística nacional más grande del mundo, había descartado hoy en un comunicado de prensa que se hubieran producido irregularidades en la adjudicación de la Copa del Mundo de 2006 a su país.

"A la luz de una investigación reciente a los dirigentes mundiales de la FIFA y debido a la cobertura mediática, la federación alemana abrió una auditoría interna sobre la adjudicación del Mundial de 2006", explicó la DFB.

Pero, en la misma nota, la federación admitió que investiga la posibilidad de que la FIFA malversara un pago del año 2005. Se trata, precisamente, de esos 6,7 millones de euros.

Afirman que estos millones bajo sospecha "no tienen nada que ver con la adjudicación del Mundial, que había tenido lugar cinco años antes", en julio de 2000.

Alemania ganó la sede del Mundial a Sudáfrica en una ajustada votación por 12-11, en la que fueron decisivos los apoyos europeos y asiáticos, además de la sorpresiva ausencia en la votación del neozelandés Charles Dempsey.

Según "Der Spiegel", Louis-Dreyfus, que murió en 2009, pidió un año antes del inicio del torneo la devolución del dinero. Para ello, el comité organizador pagó 6,7 millones de euros a la FIFA, supuestamente para un proyecto cultural.

Desde ahí, sin embargo, habrían sido desviados a Louis-Dreyfus. La federación alemana de fútbol se negó hoy a comentar la notica del semanario a la agencia dpa.

Los portavoces de la Federación aseguran que "no habrá más declaraciones". Los representantes de Beckenbauer tampoco respondieron a la petición de dpa de una explicación.

La FIFA comunicó que el caso fue derivado a la comisión de auditoría y conformidad para su estudio. "Las acusaciones deben aclararse sin reservas. Los fans del fútbol tienen derecho", pidió en su Twitter el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas.

Blatter, presidente de la FIFA, era partidario entonces de que el Mundial fuera para Sudáfrica y llegó a insinuar que hubo cosas extrañas en la votación.

Niersbach, que perteneció al comité organizador como vicepresidente y jefe de prensa, calificó entonces las sospechas como "cómicas cortinas de humo".

"Trabajamos limpiamente", dijo en una entrevista con Sky Sport News en 2012. El jefe del fútbol alemán estaba considerado en los últimos días como uno de los favoritos para suceder a Platini en el puesto de presidente de la UEFA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)