8 de February de 2015 21:18

Julio César Toresani: ‘Diego Maradona es el más grande’

En entrevista con EL COMERCIO, Julio César Toresani, DT de Liga de Loja, recuerda su etapa de jugador. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

En entrevista con EL COMERCIO, Julio César Toresani, DT de Liga de Loja, recuerda su etapa de jugador. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 21
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 10
Manuel Quizhpe

Entrevista a Julio César Toresani, DT de Liga de Loja,

Usted jugó con Diego Maradona en Boca Juniors, entre 1996 y 1997. ¿Cómo recuerda esa experiencia?

Es lo mejor que me sucedió como futbolista. Él es el mejor jugador de la historia, de lejos, por más que tengamos a Lionel Messi. Su carisma, su valentía y su personalidad marcaron la diferencia. No lo tienen Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar, ni Juan Román Riquelme, a quienes los respeto mucho. Maradona es el más grande.

¿Dónde está la diferencia entre Maradona y Messi?

Maradona se fue a un equipo medianamente chico como Nápoles de Italia y lo sacó campeón. También fue campeón del mundo con la selección de Argentina.

Messi, en cambio, es un crack, un futbolista diferente, pero juega en Barcelona, unos de los mejores clubes del mundo. Si tengo que elegir me quedó con Maradona, aunque en la actualidad el mejor del mundo es Messi.

El 25 de octubre de 1997, ‘El Pelusa’ jugó el último partido como futbolista profesional y usted estuvo en esa despedida, incluso marcó el 2-1 para la victoria de Boca ante River Plate. ¿Qué tal esa vivencia?

El haber jugado con Maradona no me lo quita nadie. Con él compartí viajes, giras, partidos, vestuarios, alegrías y tristezas. Pasará mucho tiempo para que vuelva a aparecer otro como él, pese a que los argentinos hemos tenido a Alfredo Di Stéfano, Riquelme, y ahora a Messi. Vivo agradecido con Dios por la posibilidad que me dio de compartir con el más grande futbolista del mundo.

¿Cómo fue en el camerino, fuera de la cancha?

Una persona muy buena, amable, defensora del compañero, jovial. Un ser humano normal, al margen de los problemas que haya tenido o que tiene, eso no interesa. La parte humana es la que vale, conmigo se portó bien.

Pero el 7 octubre de 1995 hubo un ‘impasse entre los dos. Maradona reaparecía con la camiseta de Boca Juniors, tras 14 años en el fútbol europeo y usted militaba en Colón de Santa Fe.

¿Qué pasó ese día?

Fue un encontrón nada grave. Hubo un planchazo tremendo de Claudio Caniggia a un jugador nuestro, el árbitro Lamolina no pitó la falta y todos fuimos a reclamar. Yo tenía tarjeta amarilla y el árbitro se vio influenciado por Diego y me echó de la cancha por doble amarilla. A Maradona también le sacó amarilla.

Sin embargo, 10 meses después de ese suceso me convertí en su compañero en Boca. La prensa hizo más mediático el tema porque Maradona vende. Él es palabra mayor en todo lado. Quedó como anécdota para toda la vida ese encontrón.

En su época de futbolista, ¿qué otros compañeros reconocidos tuvo?

Hay una infinidad de nombres, como Jorge Buruchaga, Alejandro Mancuso, Caniggia, Riquelme, Samuel, Bermúdez, Cambiasso. Hay otros como Marcelo Gallardo, que es técnico de River Plate; Rodolfo Arruabarrena, entrenador de Boca; Diego Coca, técnico de Racing; Martín Palermo, estratega de Arsenal.

Se suman Crespo, Ortega, Ayala, Astrada, Comiso, Vicente Fuertes. Todos son buenas personas y tiene nun recorrido importante por dirigentes clubes de Argentina y del exterior.

Hace pocos días, Juan Ramón Riquelme anunció su retiro del fútbol. ¿Le pareció oportuno?

Considero que tomó una buena decisión, creo que lo hizo en el momento justo. En la actualidad, futbolista que no corre no puede jugar en el profesionalismo. Román es un futbolista que hace jugar al equipo, pero necesita de muchos soldados que lo ayuden. Le envié un saludo cordial, felicitándole por la decisión y le sugerí que disfrute ahora de la familia.

¿Qué le enganchó venir al fútbol de Ecuador?

Lo deportivo, la oportunidad de dirigir partidos de la Copa Sudamericana. Liga de Loja está creciendo, no vine por lo económico. Me pagan para dirigir el equipo, pero no acordé con la dirigencia un salario importante.Me pude haber quedado en la casa, pero me sedujo lo deportivo.

En Argentina he dirigido, pero cada vez son más los técnicos, entonces se hace más competitivo y difícil. Más exitista que el fútbol argentino no hay, tanto de la prensa como la gente. El fútbol es sagrado en mi país.

¿Cuál es su aspiración?

Seguir un proceso a largo plazo con Liga de Loja, como lo hizo Emelec con Gustavo Quinteros, quien el primer año no salió campeón y después obtuvo el bicampeonato. I

gual Independiente del Valle con Pablo Repetto, que tiene una base y saca jugadores jóvenes. La continuidad de los futbolistas y de los técnicos permite hacer realidad el objetivo trazado. La idea es buscar una estabilidad.

Todo es posible, pero existen otros clubes con la obligación de salir campeón. Por ejemplo, Liga de Quito, Barcelona, Emelec. Como ocurre con Boca y River en Argentina. Luego estamos los demás equipos que seguramente vamos a dar pelea en el torneo. Quisiera salir campeón, pero estamos para hacer una buena campaña. Para mí todos los rivales son de respeto y de cuidado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (3)