8 de enero de 2018 00:00

Entrevista a Esteban Paz: ‘Tras los títulos, nos faltó humildad’

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 10
Sorprendido 0
Contento 26
Álex Puruncajas
Redactor (D)

Esteban Paz es presidente de la comisión ejecutiva de Liga de Quito. Está vinculado a Liga, desde 1997. Empezó en la Comisión de Marketing del club. Ahora es el presidente de la Comisión Ejecutiva de LDU, que maneja el equipo.

Liga terminó octavo en el 2017; Emelec y Barcelona mantienen inversiones altas para este año. Con ese escenario, ¿cuál es el objetivo de ustedes para esta temporada?

Tener una economía elevada no garantiza el título. Solo uno es campeón. Nos jugamos esa posibilidad. Desde 1997 hasta hoy, ¿en qué año no hemos salido a contratar a jugadores de calidad? Hoy, con el proceso de Pablo Repetto, que se inició hace seis meses, podemos encajar mejor las piezas con jugadores que inyecten calidad. Eso elevará el nivel. ¡No vamos a tener un nivel como el del 2017! Eso no es Liga.

¿Admite que ese año fue un fracaso?

Totalmente. Lo asumo.

¿Qué lecciones le dejó?

Muchas. Una fue en no acertar en el técnico. No fue a propósito. Simplemente no funcionó. Tampoco funcionaron Borghi, Gutiérrez y Aguinaga. Fueron cuatro técnicos hasta Munúa. Con Repetto mejoramos y vamos a elevar el nivel. Se lo firmo: vamos a ser protagonistas.

¿Por qué Liga no tiene un perfil definido para el DT?

Clubes como Barcelona de España tienen esa capacidad. Nosotros no tenemos la capacidad cultural ni económica. Los mejores entrenadores de la región se van… Por aquí pasaron Pellegrini, Fosatti, Bauza. Ese ha sido el perfil de los técnicos de Liga. Hace unos años intenté traer a Eduardo Berizzo. Él tenía una opción de Celta y mire hasta dónde llegó. Hemos buscado a los mejores, pero no necesariamente encajan en nuestra economía.

¿Ha faltado visión para realizar los fichajes?

La responsabilidad siempre será de los dirigentes. Yo comparto las decisiones con una comisión, pero soy el vocero. Y todo el mundo me apunta, pone en mis espaldas la responsabilidad.

Pero usted tiene la última palabra…

No. Tengo injerencia. La última palabra la tiene otra persona. Y, en la parte deportiva, la tiene el DT... Pero a veces la dirigencia contrata jugadores por el desconocimiento de los técnicos.
Contraté a Reasco, Urrutia, Vera, Barcos... También trajimos a otros que no funcionaron. No hay algo perfecto en fichajes. En esta TV (apunta a una pantalla de su oficina) nos matamos viendo videos de jugadores. Han llegado algunos como Bou, Feraud, Garcés… Criticados acá, pero figuras en otros equipos.

Entonces, ¿la clave será buscar jugadores que sepan adaptarse?

Cuando fuimos el mejor equipo de este país acertamos, porque se adaptaron. Esta no es una problemática solo de Liga. Ningún equipo tiene 100% de acierto. ¿En Barcelona, Nahuelpán fue figura? ¿Píriz fue figura en Emelec? Los hinchas y los periodistas juzgan el resultado.

Las críticas surgen porque Liga dejó una vara muy alta con las copas…

Cuando ganamos todos esos títulos, me parece que hubo un aburguesamiento.

¿De los hinchas o de los dirigentes?

De todos. En vez de buscar contrataciones normales fuimos como locos a ver a Nahuelpán con los ingresos de la venta de Barcos. El error fue apuntar muy alto. Debimos habernos quedado con objetivos normales y jugadores con un presupuesto normal. Ahí, empezó la debacle.

¿Faltó reacción?

Tras los títulos, no reaccionamos por un recambio. Hubo falta de humildad de todos, incluyendo de la hinchada que no aceptaba a cualquier jugador. Si no tenía 25 años y buen cartel, en sus primeras jugadas lo abucheábamos. Nos olvidamos cuando vinieron Manso y Escobar que estuvieron seis meses sin jugar.
Entonces, éramos pacientes.

¿Qué porcentaje de responsabilidad tiene Repetto en los fichajes?

La responsabilidad es compartida. El jueves estuvimos con él, desde las 18:00 hasta las 23:00 trabajando. Él se enfoca en jugadores y nosotros buscamos las negociaciones si es que las condiciones lo permiten, pero también vetamos jugadores.

Por Hernán Barcos se insistió hasta el final en su regreso. ¿Qué pesó para esperarlo tanto?

Su capacidad de adaptación. Podemos traer a un jugador de un altísimo nivel, pero si no se inserta bien al medio… Comercialmente puede generar un rédito. Los hinchas ven muy bien su llegada. Es un movimiento positivo para que tengan una percepción de que se está armando un buen equipo. Tenemos auspiciantes y amigos que aportan para que Liga no cubra el 100% de su contrato.

En el ámbito económico, ¿Liga sigue con déficit?

Sí. Está cerca de los USD 3 millones. Seguimos pagando deudas y eso nos quita liquidez mensual. El déficit está en los bancos y genera interés negativo. Surgió porque dejamos de competir en torneos internacionales.

¿El presupuesto de 11,2 millones se mantendrá?

Se mantiene. Incluso, es un poco mayor. Otros equipos subieron sus presupuestos. Pero con el déficit, nosotros debemos pagar cuotas grandes a los bancos y eso nos limita en fichajes. Ahora, estamos enfocados en armar el equipo titular. Por eso, no hicimos la opción de compra por Jonathan Betancourt por USD 400 000 y Ronie Carrillo, por 150 000.

Hablemos del futuro, ¿usted y su padre continuarán en la directiva?

Tenemos una gran responsabilidad: mi padre y yo estamos poniendo nuestras firmas para garantizar acuerdos con auspiciantes y gente que confía en Liga. Ellos deben sentirse respaldados. Después, veremos lo que ocurre al final del año. Aquí, nadie se quiere quedar de por vida. Si mañana tenemos que irnos lo haremos con las cuentas en orden, con un equipo saneado como exige el documento que firmamos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (5)