25 de agosto de 2014 00:05

Édison Vega: ‘Me molesta ser perfeccionista’

En la foto, el capitán del Deportivo Quito Édison Vega. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En la foto, el capitán del Deportivo Quito Édison Vega. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 0
Paola Gavilanes V.  Redactora

Entrevista a Édison Vega, mediocampista de Deportivo Quito.

Su nombre nunca ha sonado en ningún tipo de escándalo. ¿Cuál es la clave para mantenerse al margen de las notas de farándula?

Soy una persona a la que le gusta pasar en casa. Cuando no estoy en las canchas jugando o entrenando comparto con mi hermano Freddy. Trato de estar con las personas allegadas a mí y que han estado en momentos difíciles. En el tiempo libre viajo a Ibarra para visitar a mi madre y a mi sobrina.

En su departamento conserva una fotografía de su sobrina. ¿La quiere como si fuera suya?

(Sonrisas) Ella es el amor de mi vida. Se llama Dana Paula y la amo mucho. Ella vive con mi cuñada en Ibarra. Aunque no está casada con mi hermano es como si lo fuera.

¿Y ya ha pensado tener un bebé?

Todavía no. Cuando tenga mi familia quiero tener estabilidad mental y económica. Me gusta en exceso el orden, aunque creo que a veces exagero. Busco la estabilidad porque hoy en día he sido testigo de muchos problemas.

¿Cómo va su relación con su novia?

Terminamos hace dos meses. Íbamos cuatro años. Afecta tener una relación con un futbolista por la distancia. Ella vive en Ibarra y está en la universidad. Ella me entendió varias veces con el tema de mis partidos y concentraciones. La verdad es que nos separamos por peleas, por inmadurez y falta de comunicación.

¿Su novia era celosa?

La verdad que mis parejas han tenido celos, pero yo he manejado bien el tema porque no doy motivos.

¿Ni un solo motivo?

A los futbolistas nos tienen de mujeriegos y es que hay de todo en la viña del Señor, pero no todos somos iguales. No me creo mejor ni peor que nadie, pero creo que soy diferente del montón.

Estudia y trabaja. ¿Le ha resultado difícil combinar ambas actividades?

Es complicado, pero trato de llevar de la mano el estudio y el deporte. Para mí la preparación académica es importante. Terminé el séptimo semestre de Ingeniería en Sistemas en la Espe, en la modalidad a distancia. Y por cumplir con mis objetivos a veces me ha tocado estudiar en las concentraciones.

¿Qué hace para distraerse en el tiempo libre?

Juego PlayStation con mi hermano. Hago lo que toda persona haría a mi edad. Escucho música, me gustan los vallenatos.
Cuando se vinculó al Quito en el 2012 pedía comida a domicilio.

¿Aprendió a cocinar?

(Risas) Aprendí a la fuerza, pero no soy un chef profesional. Hago platos básicos entre los que están los macarrones y lasaña. Eso sí, en casa nunca falta la carne.

¿Cuáles cree que son las cualidades que le permitieron apoderarse de la banda de capitán en el Deportivo Quito?

Soy disciplinado, entregado al oficio, respetuoso con mis compañeros, con los rivales… Trabajé mucho para ganarme esa banda y eso me llena de orgullo.

¿Quién le inculcó esos hábitos?

Mi madre. Ella me enseñó a ser responsable, puntual… Siempre llego 45 minutos antes de que empiecen las prácticas. Además, cuando tenía 13 o 14 años mi padre salió del país y me dejó a cargo de la familia. Me dijo que sería el hombre de la casa. Sufríamos por la parte económica, pero logramos salir.

¿Esperaba la distinción de capitán en el Quito?

Todos queremos ser capitanes. Cuando vine al Deportivo Quito me dijeron que para qué lo hacía. Que ese equipo estaba conformado y que sería difícil ganarme un lugar. Pero yo soy una persona de grandes retos y cumplí mi objetivo.

Como líder, ¿aconseja a sus compañeros?

Hablo con los más jóvenes. Aunque yo no tengo tanta experiencia en temas de parejas les digo que sean más responsables. Ahora los chicos tienen hijos a los 15 o 16 años. Y creo que eso sucede por falta de comunicación y porque ahora tienen las cosas más fácil que antes.

¿En quién se inspira para hablar con sus colegas?

Lo mucho o poco que soy se los debo a mi madre y padre. Ellos me inspiran y trato de replicar sus mensajes.

¿Aconseja también a su hermano Freddy?

Claro que sí. Él me respeta mucho. A veces me trata como si yo fuera su padre. Me avisa cuando va a salir y dice la hora a la que va a llegar y así lo hace.

¿Cocina para él?

También. Él se contenta con cualquier plato que tenga al lado papas fritas. También le gusta la comida china.

¿Qué es lo que más le molesta de las personas?

Detesto la mentira y la hipocresía. Yo trato de manejarme con la verdad por más dura que sea. No concibo una persona que sea hipócrita y desleal.

Y de usted ¿qué actitud le desagrada?

Me molesta ser perfeccionista. Me estreso por problemas familiares. Cuando pasa algo malo me trago yo solo todo ese dolor.

Tras despuntar en el fútbol local, ¿es ahora usted el sostén del hogar?

Le colaboro a mi mamá en lo que puedo. Por ahora pago los estudios de mi hermano. Él estudia en la Universidad de las Américas (UDLA).


Frase

"Antes de tener un hijo o una familia primero necesito tener estabilidad emocional y económica para evitar problemas".

Su vida

Nació el 8 de marzo de 1990 en Ibarra. Mide 1,73 metros. Tiene un hermano.

Su trayectoria

Debutó en el Imbabura en el 2008. En el 2012 se vinculó al Deportivo Quito. Es el capitán del conjunto azulgrana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)