26 de August de 2013 00:03

Emelec volvió a ser un equipo preciso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los jugadores de Emelec levantaron sus manos hacia al cielo en señal de agradecimiento y como un respiro de volver a la punta del Campeonato local, luego del triunfo 2-0 ante Deportivo Cuenca, el sábado en el estadio George Capwell.

La semana pasada fue complicada para los azules. Regresaron el miércoles de madrugada hasta Guayaquil, luego de haber sido derrotados (0-4) el día anterior en Santiago de Chile, por Universidad Católica, en el partido de ida de la segunda rueda de la Copa Sudamericana.

Ya en el Puerto, el técnico Gustavo Quinteros, dispuso un trabajo a doble jornada para recuperar físicamente al equipo, pero tuvo que lidiar con problemas de lesiones y expulsiones para armar el once titular que enfrentó a los 'morlacos'.

Así, con cinco bajas dentro de los habituales titulares, los 'Millonarios' pudieron ser superiores a su rival de turno, a pesar de no contar con sus delanteros Marlon de Jesús y Denis Stracqualursi (lesionados) y Vinicio Angulo (en la reserva, por problemas de disciplina).

Entonces, el DT azul tuvo que encargar la responsabilidad del ataque a Marcos Mondaini y Ángel Mena, quien se recuperó de último momento de una contusión en su rodilla. Fue precisamente Mena el encargado de abrir el marcador al minuto 10. Tras un pase de Fernando Giménez, Mena aguantó la marca de Éder Fuertes y con su pierna izquierda sombrereó a Marcelo Ojeda para anotar el primer gol de la tarde.

Mondaini, quien salió ovacionado al ser cambiado por Miller Bolaños, protagonizó varias jugadas de peligro. La más clara, al minuto 23 en un mano a mano con el arquero Ojeda, que evitó la caída de su portería, en varias ocasiones.

Los dirigidos por el técnico Fabián Frías, apenas pudieron inquietar el arco del arquero argentino-ecuatoriano Javier Klimowicz, luego de un remate de media distancia del delantero Andrés Ríos, que fue desviado por el argentino Christian Nasuti.

Tres minutos antes que termine la primera etapa Énner Valencia anotó, de penal, el segundo gol para los azules. Este venció al portero Ojeda con un potente remate. Antes Galo Corozo perdió un balón en el área y luego cometió una falta sobre Pedro Quiñónez, que el juez central Omar Ponce sancionó sin dudar.

En el segundo tramo del partido, Emelec siguió siendo superior, tuvo muchas oportunidades para aumentar la ventaja. El juvenil Roberth Burbano en dos ocasiones y Énner Valencia en un mano a mano con el golero Ojeda, estuvieron cerca del gol. El arquero colorado fue factor vital para que las cifras no se incrementen.

Cuenca perdió la brújula, desorganizado y desesperado no pudo evitar las constantes llegadas del 'Ballet' por los costados, por el medio y hasta defensas como Gabriel Achilier se disfrazaron de atacantes para colarse en el área y, en dos intentos de cabeza, trató de aumentar el marcador. Pero una vez más Ojeda respondió.

"Los goles son importantes, nosotros hoy creo que pudimos marcar un par de goles más pero no pudimos, igual sumamos de a tres que era el objetivo principal", declaró Gustavo Quinteros, en rueda de prensa al final del encuentro.

Emelec cumplió la tarea de amenazar a Universidad Católica, el puntero, sumó 21 puntos, mas pero la tarea más difícil está planteada este martes, cuando reciba a la otra Católica, la de Chile (17:30) por Copa Sudamericana.

Deberá ganar por cinco goles de diferencia para clasificar a octavos de final del certamen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)