13 de mayo de 2016 00:00

Elizabeth Bravo hará su último intento por clasificarse a Río 2016 

La triatleta ecuatoriana Elizabeth Bravo en uno de sus entrenamientos.

La triatleta ecuatoriana Elizabeth Bravo en uno de sus entrenamientos. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe

Pese a que las posibilidades se redujeron, Elizabeth Bravo hará su último intento por alcanzar el pasaporte para los Juegos Olímpicos que serán este año en Río de Janeiro, Brasil. La ecuatoriana competirá mañana en la Copa Continental de Triatlón, con sede en Burabay, Kazajstán.

En su cuenta de Facebook, el lunes pasado, Bravo recordó un pensamiento de su madrina de Primera Comunión. “Las cometas nunca vuelan con viento a favor, sino cuando el viento está en contra”. Con esa au­tomotivación, viajó de México a Kazajstán.

La seleccionada de 29 años dejó de constar en la simulación olímpica que publica la Unión Internacional de Tria­tlón (ITU). Sin duda, influyó el mal resultado registrado en la Copa Mundo, que se cumplió en Huatulco, México, el pasado fin de semana.

Ella se encontraba en el grupo de 55 triatletas con opciones certeras de clasificarse a los Juegos Olímpicos. Tras la prueba de Huatulco, Bravo fue desplazada por la argentina Romina Palacio, quien en México terminó 14. En la si­mulación olímpica es 53.

En la Copa Mundo, la triatleta cuencana terminó ‘lapeada’ (LAP). Según Ángel Matute, su exentrenador, ese término significa que, en una de las vueltas de cualquiera de las tres disciplinas (natación, ciclismo o ­atletismo), la deportista que va última es alcanzada por las líderes de la prueba.

Sobre el tema, Bravo escribió que “es la primera vez que me siento tranquila después que me ‘lapearon’ en una competencia”. Ella explicó que en la natación estuvo a 12 segundos del pelotón. Sin embargo, en ciclismo se salió del circuito “por una falla de la organización al no colocar conos”.

Perdió valiosos minutos hasta volver al circuito oficial de la competencia y pese al esfuerzo que hizo, “me ‘lapearon”. En los resultados oficiales de la ITU aparece que en los 1 500 metros de natación cronometró 20 minutos y 30 segundos, pero los tiempos de ciclismo y natación no constan.

La experimentada triatleta ecuatoriana pretende adueñarse de la Nueva Bandera para América. Para cumplir ese reto debe subirse al podio en Kazajstán y esperar que la argentina Romina Palacio no tenga una buena participación en la Súper Serie Mundial de Triatlón, prevista para este domingo en Yokohama, Japón.

Matute considera que su exdirigida tiene posibilidades de clasificarse, pero para eso debe realizar la mejor participación de su vida. Él se lamenta que la obtención del cupo olímpico no dependa únicamente de su actuación sino también de lo que haga Romina Palacio.

La azuaya perdió competencias decisivas por su embarazo. El pasado 21 de enero dio a luz a su hijo Juan Francisco y cinco días después ya empezó a ejercitarse. Reapareció en una competencia oficial después de cinco meses de ausencia y lo hizo con un cuarto lugar en la Copa Panamericana de Triatlón, en Chile.

Allí empezó a sumar puntos para el ‘ranking’ de la ITU y la ilusión por llegar a su segunda Olimpiada. Ya estuvo en Londres 2012. Luego fue sexta en la Copa Continental en Bridgetown, Barbados. Su mejor participación fue en la Copa Panamericana que se cumplió en Salinas, donde obtuvo medalla de bronce.

Bravo reconoce que no es un justificativo su embarazo, parto y posparto, porque “es parte del juego, del deporte”. Los puntajes alcanzados el año pasado le sirven para mantenerse aún con posibilidades de conseguir el pasaporte olímpico. La clasificación se produce tras la sumatoria de los puntos obtenidos en las competencias de los dos últimos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)