27 de March de 2013 21:15

Las eliminatorias, equipo por equipo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
alejandro-ribadeneira

Una fecha doble más ha pasado de las eliminatorias al Mundial del 2014. Los hinchas y los analistas, que a veces actúan más con afectos que con razones, han festejado, reído, llorado y gritado. Muchos ya están tomando clases de portugués, aunque más práctico sería que se pongan la vacuna contra la fiebre amarilla. Es la hora de la reflexión. Vamos equipo por equipo:

 

Argentina, el mejor

Lionel Messi y su combo siguen arriba, y con total justicia. Son el mejor plantel de Sudamérica y ya tienen el boleto asegurado. El DT Sabella ha logrado que los miedos heredados de las épocas maradonianas se queden atrás. El equipo ya tiene poder de gol, sentido colectivo y muestra que su conjunto de estrellas sí pueden conformar una armónica galaxia en la que su sol principal, Messi, aporte mucho. ‘La Pulga’ no juega como en el Barcelona, con gran posesión de la pelota, sino que su desempeño es muy vertical. Por fin halló su lugar y su libreto. Sabella también demostró que no necesita a sus cuatro fantásticos juntos (el mismo Messi, Sergio Agüero, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María) para llevarse los puntos. Y, tras la paliza que le propinó a Venezuela, el estratega no tuvo miedo de cambiar al plantel para una estrategia conservadora en La Paz. Se verá cómo afrontará el cotejo en Quito.

 

Ecuador es una tromba

La Tricolor triunfó con autoridad en el Atahualpa y está sumamente cerca del Mundial. Es posible que acabe invicta como local, un hito más de este grupo que crece y crece. Los paraguayos fueron aplastados, a pesar del gol tempranero que les hizo pensar a los visitantes que podían colgarse del travesaño y aguantar. Pero el cuadro del DT Reinaldo Rueda está tan mecanizado y motivado, genera tanto fútbol por las bandas, cuenta con volantes como Noboa que realizan pases largos con una alta precisión, que el triunfo fue fácil. Quizás el único reparo es que la Tricolor todavía no muestra, de mitad hacia atrás, la misma solvencia que en la parte ofensiva. Aún falta tomar mejor las marcas. Fuera de eso, la competición está casi resuelta.

 

Colombia, cara y cruz

Los cafeteros de Pekerman desabrocharon a Bolivia con una goleada sin piedad, pero fallaron en Venezuela y cayeron. Medio botín que, de todos modos, tiene a Falcao y sus amigos perfilados al Mundial. ¡El duelo con Ecuador en Medellín, unas fechas más adelante, será espectacular! Pero esto no borra el mal sabor por la malograda apuesta del entrenador, que no conservó a sus habituales atacantes y experimentó en la tierra llanera. Un error para aprender.

 

Chile y el bielsismo

¿No que estaban muertos? Todavía no. Los chilenos de Jorge Sampaoli se quitaron el ropaje de equipo amarrador y pasaron al ataque. No les fue bien en Perú, pero liquidaron a los uruguayos y regresaron a la pelea, con el bielsismo como bandera. Chile tardó nueve meses en ganar y en sanar las heridas por las sanciones de indisciplina, algo que no pasaba con Bielsa. Se verá si Chile tiene combustible para conservar este cuarto puesto. Quizás no.

 

Venezuela sigue en pie

Los llaneros del ‘humilde’ Farías se aferran a la clasificación con la inquebrantable voluntad de un perro de caza. No sueltan la presa. Los vinotinto no se derrumbaron luego del paseo que les aplicó Argentina –una revancha por la caída albiceleste en primera ronda- y frenaron el ímpetu de Colombia. Hubo posesión de pelota, un equipo cohesionado, excelentes tejidas y un gran derroche de voluntad que mantiene en expectativa una histórica clasificación. ¿Habrá serenidad para dar los pasos correctos?

 

Uruguay sigue en picada

Los charrúas están desesperados. El DT Tabárez ya no sabe cómo impedir que sus pupilos dejen de regalar puntos. Paraguay les quitó uno en el Centenario y luego se jugó mal, pero muy mal en Santiago. Ya son seis partidos seguidos sin ganar. Sí, es verdad que el juez fue localista en el Estadio Nacional, y que faltó suerte. Pero la Celeste luce agotada, sin capacidad de dar tres pases con precisión, con las marcas flojísimas y, lo que es peor, sin definición. Froilán es una sombra de su versión del 2010. ¿Será posible que el campeón de América no llegue al Mundial en cuya tierra hubo el Maracanazo?

 

Perú y los sueños

Pese a su pésima posición, los peruanos que comanda el DT Markarian están repletos de optimismo. Ganar a Chile ha generado una extraña ola de aliento que, quizás, esté un poco injustificada, pues en realidad el cotejo ante La Roja pudo estar para cualquiera. Chile, Uruguay y Venezuela son los rivales que llevan algo de ventaja a los incas, cuya única ventaja es contar con un cotejo menos y, claro, su enorme positivismo. Pero yo no les apostaría mi sueldo a ellos. El duelo con Ecuador en Lima será definitorio.

 

Bolivia y el antepenúltimo escalón

El DT Azkargorta no repetirá la hazaña de 1994, cuando llevó a Bolivia al Mundial. La diferencia de calidad de sus jugadores de esa época con los de ahora es muy grande. Además, el Bigotón tomó a un equipo que ya había cedido muchos puntos. Para colmo, La Paz ya no asusta tanto. Su misión será terminar lo mejor posible el torneo.

 

Paraguay y el fin de una era

La historia dirá que en Quito se acabó una gloriosa etapa de Paraguay, ahora convertido en el peor equipo de Sudamérica. Terrible para una hinchada que vio a su selección en todos los mundiales desde 1998. Ahora, ni pelea ofrece. Hubo algo de ilusión cuando se empató en Montevideo, pero visitar al intratable Ecuador puso las cosas en su sitio. Pobre Pelusso, cuyo equipo ni siquiera exhibe el legendario y temible juego aéreo de antaño, al punto que un chiquito como Benítez les marcó de cabeza en el área. Qué terrible para Paraguay estar tan lejos de un Mundial que será tan cerca de su tierra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)