30 de marzo de 2017 18:12

Directivos de clubes cuestionan actos violentos y piden explicaciones a la FEF por venta de boletos en el Atahualpa

Guillermo Lasso acudió al estadio Atahualpa para el partido Ecuador - Colombia por las eliminatorias al Mundial Rusia 2018. Foto:

Guillermo Lasso acudió al estadio Atahualpa para el partido Ecuador - Colombia por las eliminatorias al Mundial Rusia 2018. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 69
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 21
Redacción Deportes

Esteban Paz y Francisco Egas, directivos de Liga de Quito y Universidad Católica respectivamente, coincidieron en que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) debe aclarar la supuesta compra de boletos que una entidad del Gobierno realizó para el cotejo entre la Tricolor y Colombia, en el estadio Olímpico Atahualpa.

Tras el partido, un grupo de personas lanzó objetos al candidato presidencial de la alianza Creo-SUMA, Guillermo Lasso, a su esposa y su hijo, quienes acudieron al encuentro de las eliminatorias.

Tito Manjarrez,
presidente de El Nacional, también instó a que se aclare sobre esa venta masiva de entradas y que se identifique a las personas que cometieron actos violentos.

El miércoles 29 de marzo, Andrés Venegas, gerente operativo de la empresa Ecutickets, encargada de comercializar los ‘tickets’ para el cotejo eliminatorio, aseguró que una entidad estatal “compró un número importante de entradas”. Recalcó que la venta se realizó con autorización de la FEF. En respuesta, Lasso denunció que se vendieron miles de ‘tickets’ a “mercenarios” para que lo agredieran en el interior y en los exteriores del estadio, hecho por el que dijo llamaría a confesión judicial al Presidente de la FEF.

“Lo que se vivió en el partido fue algo bochornoso. No lo comparo con un acto de violencia, lo comparo con un acto de cobardía. Gente que asista al estadio para hacer de un acto netamente deportivo un acto de negligencia”, expresó Paz.

El directivo de la ‘U’ insistió en que es “difícil que una entidad privada adquiera 5 000 boletos para un solo partido (…) El país necesita esclarecer estos hechos para que no se vuelvan a repetir”.
Egas fue más directo frente a la Ecuafútbol. “La Federación le debe al país una explicación acerca de cómo se vendieron esas entradas, por qué se las vendieron… Y si es realidad que una institución estatal compró esas entradas. La Federación debe una explicación de manera urgente”. El dirigente de la ‘Chatolei’ calificó como una vergüenza a los incidentes.

Mientras que Manjarrez indicó que las personas que generaron los incidentes “ofendieron al fútbol ecuatoriano”. “Convirtieron al estadio Olímpico en una tribuna política. Es lo menos aconsejable que debieron haber hecho”.

Juan Cevallos, presidente del Clan Juvenil, tuvo una opinión distinta a sus colegas. Para él, Lasso cometió una imprudencia al acudir al partido. “Vi la imprudencia del candidato Lasso de ir a un evento deportivo. Si iba Lenin Moreno, igual le hubiera sucedido. Hay que ser prudentes. Hay que prevenir antes que lamentar”.

Cevallos dejó entrever que la Federación estuvo en su derecho de vender un alto número de entradas. “Si de pronto alguien viene al Clan Juvenil y me dice quiere comprar 2 000 y 3 000 entradas, yo aseguro la taquilla”.

Carlos Villacís
, presidente de la FEF, deslindó responsabilidad en los hechos violentos. Según Villacís, la FEF delega la función de venta de boletos para los juegos de la Tri en Quito a la empresa Ecutickets, por lo que pedirá un informe ante la denuncia de Lasso para conocer qué ocurrió con la venta de entradas ayer.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (6)