8 de noviembre de 2014 20:44

El Quito necesita USD 1,7 millones este año

Édison Vega (7) festejó con Michel Castro, el pasado miércoles, ante Independiente. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Édison Vega (7) festejó con Michel Castro, el pasado miércoles, ante Independiente. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 5
Sorprendido 2
Contento 0
Pablo Campos .  Redactor (D)
pabloc@elcomercio.com

El pasado viernes (7 de noviembre) hubo una reunión clave en Deportivo Quito. La anterior administración del equipo liderada por Santiago Ribadeneira entregó la documentación existente en la institución (contratos, información contable, pagarés, letras de pago) a la actual directiva, presidida por Joselito Cobo.

El actual mandatario chulla cuenta que la información llegó en más de una docena de cajas. Durante las próximas dos semanas, los dirigentes revisarán la documentación de respaldo del enorme déficit que tiene el cuadro azulgrana. Según Ribadeneira y su grupo de trabajo, el déficit del equipo alcanza los USD 19,5 millones.

Sin embargo, Cobo y su equipo prefieren revisar con calma las cifras y se concentran en resolver tres aspectos claves: el pago mensual de los futbolistas y trabajadores del equipo (el rol mensual del Quito es de USD 180 000), la cancelación de las deudas en la Agremiación de futbolistas y la liberación de la taquilla del estadio Atahualpa, incautadas, por orden judicial por obligaciones con acreedores, y que alcanza los USD 600 000.

En total, Deportivo Quito necesita USD 1,7 millones para poder terminar el año aunque no tiene fuentes de generación de ingreso.

Hace dos semanas, la actual dirigencia consumió su último comodín de recursos: empleó los USD 144 000 que le quedaban por cobrar por derechos de televisión. Dicho dinero fue usado para pagar deudas en la agremiación de futbolistas. Si el Quito no arreglaba su situación con la AFE, no podía presentarse al partido con Emelec en el estadio Atahualpa.

Una semana antes, el equipo no se presentó al partido ante los eléctricos en Guayaquil, al no haber pagado obligaciones en la AFE.

Santiago Ribadeneira fue quien tomó la decisión de no pagar las deudas de aquella semana. En su oficina, el exdirectivo fundamenta su postura. “El mensaje a los acreedores era claro: les proponíamos entrar en un plan de pagos a futuro, porque no teníamos recursos. Empezar a pagar habría generado que cada semana aparezcan más acreedores del equipo”.

Cobo no es partidario de esta postura y desde el inicio empezó a negociar el pago de las deudas. Sin embargo, reconoce que él y su equipo de trabajo han tenido que esforzarse para generar recursos. Esta semana, el Deportivo Quito canceló alrededor de USD 150 000 en la agremiación para poder presentarse hoy (9 de noviembre) ante El Nacional.

Los montos corresponden a parte de las letras de pago presentadas por los futbolistas Luis Checa, Isaac Mina y Santiago Morales, jugador que milita actualmente en el equipo.

Además, en la semana pasada, se canceló un mes más de sueldo a los futbolistas del equipo. Los pagos salen de las gestiones de los actuales directivos, dice Cobo, porque el equipo no puede contar con la taquilla. Hace dos semanas, en el partido ante Emelec, los USD 50 000 que recibió el equipo fueron directamente a AFNA para el pago a deudores.

En cambio, el pasado miércoles, cuando el Deportivo Quito venció, de forma sorpresiva, a Independiente, la taquilla no superó los USD 8 000. Ese dinero fue utilizado para el pago de los árbitros y personal del estadio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)