27 de octubre de 2015 00:00

El Quito no cobra 5 quincenas

Los jugadores del Deportivo Quito no cobran sus salarios desde agosto. La dirigencia prometió  pagar con la taquilla de Barcelona SC. Foto: Eduardo Terán

Los jugadores del Deportivo Quito no cobran sus salarios desde agosto. La dirigencia prometió pagar con la taquilla de Barcelona SC. Foto: Eduardo Terán

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 40
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 11
David Paredes

El DT Carlos Sevilla reunió ayer a todos sus jugadores en el centro de la cancha del Complejo de Carcelén. Al entrenador se lo veía molesto durante la reunión de 45 minutos.

Sevilla y sus dirigidos afrontan una situación complicada: el club está en último lugar del torneo, cerca del descenso a la
Serie B, y la plantilla no cobra sus salarios desde agosto.

El estratega habló ante sus jugadores un día después de la derrota (0-1) ante Barcelona SC y la pelea que protagonizaron el paraguayo Christian Ledesma y el golero Alexi Lemos, tras el cotejo en el Atahualpa.

Ayer, ellos fueron separados del grupo, durante la charla, para que dialogaran entre ellos. Después de unos minutos, ambos se reintegraron.

En medio de este panorama, la dirigencia del club prometió cancelar a los jugadores una parte de las deudas con el dinero obtenido de las taquillas del cotejo ante los toreros. El encuentro dejó una recaudación de USD 104 423.

Patricio Salazar, vicepresidente del club, fue el único de los principales dirigentes que llegó ayer al complejo Ney Mancheno. Se sentó en el graderío aledaño a la cancha y observó parte de la charla técnica. Después se reunió por 15 minutos con el DT Sevilla, quien evitó dar declaraciones.

“En esta semana les vamos a pagar una quincena de agosto. Queríamos que vaya el doble de gente, pero solo acudieron 12 000 personas al estadio. Quisiéramos que todo fuera para los jugadores, pero también hay otras deudas que debemos atender”, aseguró el dirigente.

Salazar no precisó que porcentaje de los USD 104 423 iría a la plantilla de jugadores.

Los empleados administrativos también esperan la promesa de pago. Hace tres semanas, ellos se reunieron con directivos, quienes les prometieron cancelarles las deudas de este año con el dinero de la taquilla del cotejo dominical.

Uno de los utileros del club espera que parte del dinero de la taquilla también sirva para que les cancelen a los trabajadores del equipo.

Además de saldar cuentas pendientes, Deportivo Quito espera que la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) no les quite los seis puntos como solicitó la FIFA. Para ello, los dirigentes presentaron una apelación ante el organismo, la semana pasada.

“Esperemos que en los próximos días llegue la resolución final para que no nos quiten los seis puntos. Hay un artículo que dice que la sanción es proporcional a la deuda. Si es así, sería únicamente un punto”, aseguró Salazar.

Otro problema en el equipo son los lesionados. En los últimos dos meses, siete jugadores sufrieron lesiones durante los entrenamientos y los partidos.

Uno de los casos más graves es el de Andrés Justicia, quien sufrió una ruptura del ligamento cruzado de su pierna derecha. Él ya no podrá jugar en lo que resta del año.

El último en lesionarse fue Franklin Salas, quien no acudió al entrenamiento de ayer y tampoco fue convocado para el juego ante Barcelona. Él sufre un desgarro muscular y estará sin jugar tres semanas .

Los directivos también sienten el estrés de los problemas. Joselito Cobo, presidente de la ‘AKD’, sufrió una crisis nerviosa, tras el partido ante los toreros. La situación no fue de gravedad, pero sí asustó al dirigente, quien ya se recuperó tras un chequeo médico.

Ayer por la tarde, el Directorio del club se reunió para analizar la situación del equipo ante la FIFA y las deudas con los acreedores.

El monto de las demandas en la FIFA por parte de exjugadores y extécnicos del equipo asciende a USD 2,1 millones. Además, Teleamazonas mantiene un juicio contra el plantel por
USD 1,9 millones. También el equipo tiene una deuda de USD 3,4 millones por demandas en la Agremiación de Futbolistas del Ecuador (AFE).

Sevilla, ayer, también quería reunirse con los dirigentes para conversar acerca de su continuidad en el equipo. Al estratega le molestó la falta de actitud de algunos jugadores y la displicencia que mostraron ayer, al inicio del entrenamiento.

“Voy a conversar con los señores dirigentes. Después de ver la actitud de los jugadores, me pregunto, ¿para qué me quedo? Yo no soy el que voy a jugar, soy el que oriento y doy el planteamiento táctico”, aseguró Sevilla, quien ya empezó a trabajar con miras al partido ante Liga de Quito.

El cotejo será el viernes, en la Casa Blanca (19:15).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)