3 de October de 2014 20:43

El Deportivo Quito hizo un pacto con los acreedores

Santiago Ribadeneira habla por celular en el Centro de Mediación de la Judicatura. Foto: Alex Puruncajas / EL COMERCIO

Santiago Ribadeneira habla por celular en el Centro de Mediación de la Judicatura. Foto: Alex Puruncajas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 8
Contento 0
Redacción Deportes (D) deportes@elcomercio.com

Deportivo Quito consiguió un acuerdo con un grupo de acreedores que exigían el pago inmediato de USD 300 000. Con este pacto, el club no fue suspendido por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) y podrá jugar mañana ante la Universidad Católica, en el estadio Atahualpa, a las 11:30.

Santiago Ribadeneira, presidente del Deportivo Quito, admitió que este acuerdo no libra al equipo del pago de la millonaria suma, en el futuro. “Estamos en guerra y en la guerra hay negociaciones como la que hemos logrado con los acreedores”, argumentó el dirigente en el Centro de Mediación del Consejo de la Judicatura, en el norte de la capital.

El directivo acudió ayer a este lugar para presentar una solicitud de mediación para evitar el pago inmediato de deudas que mantiene con jugadores, entrenadores... El propósito es que la ‘AKD’ y los acreedores se pongan de acuerdo para hallar planes de pago a las deudas.

Ribadeneira llegó al sitio acompañado de Jaime Espinosa (vicepresidente del plantel, Juan Pablo Ortiz (secretario del club) y Stalin Raza (asesor jurídico del equipo). Con ellos, presentó la solicitud a personeros del organismo.

Ellos fueron recibidos por Pablo Cordero Naranjo, mediador del Centro de la Judicatura, quien explicó que la idea es que las personas involucradas en los conflictos económicos resuelvan sus acuerdos a largo plazo. “Con esto, el Quito se anticipa para que no le presenten juicios”, indicó el funcionario.

Según Ribadeneira, existen acuerdos verbales con algunos acreedores para que el plan funcione. El Centro de Mediación estableció la fecha del martes 7 de octubre para realizar la primera audiencia, entre las 09:30 y las 11:00.

Para los dirigentes chullas, la mediación es un punto estratégico en su plan para evitar declarar en quiebra al club. Ellos argumentan que si no hay una alternativa de pagos, la 'AKD' deberá cancelar USD 6 000 000. “No estamos preparados para esto. Si pagamos a uno enseguida vendrán el resto y exigirán los USD 6 000 000”, insistió el titular del plantel quiteño.

Además, los dirigentes se reunirán el miércoles con miembros de la Asociación de Futbolistas del Ecuador (AFE) –que preside Iván Hurtado- y algunos de sus afiliados.

En la cita, que se cumplirá en Guayaquil, los chullas expondrán su plan de pagos.

La principal preocupación del Quito es lograr una mediación efectiva para continuar con los siguientes pasos para evitar la quiebra.

Por ello, la próxima semana se enfocarán en plasmar el acuerdo para que el Complejo de Carcelén se convierta en una fuente de recursos para solventar las deudas. El Municipio de Quito no se ha pronunciado sobre este tema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)