23 de julio de 2015 23:57

Un volante brasileño, amigo de Neymar y Ganso, es el nuevo refuerzo del Cuenca

Bruno Agnello

Bruno Agnello (der.), luego del entrenamiento realizado este 23 de julio en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Junto al utilero Marcelo Ortega. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 3
Manuel Quizhpe

El brasileño Bruno Agnello, nuevo refuerzo del Deportivo Cuenca, no se destaca por sus últimas actuaciones en otros clubes sino por su amistad con futbolistas famosos de Brasil y de otros países. El volante de 29 años será presentado este vienes 24 de julio, a las 10:30, en el complejo de Patamarca.

Agnello, quien asegura haber jugado este año siete partidos con Juventud de Sao Paulo, en la tercera división del balompié paulista, es amigo de sus compatriotas Neymar, Paulo Ganso y el uruguayo Jorge Fucile. También afirma que fue compañero de Robinho y Diego, en el Santos, entre otros conocidos a escala internacional.

La amistad con Neymar y Ganso es de muchos años, desde su paso por Santos. “Son buenos amigos, pero fuera de la cancha, después de los partidos”. Él reconoce que ser amigo de Neymar es especial, porque es noticia en cualquier parte. Además es recocido en Brasil “por todo lo que ha hecho por el país”.

El nuevo volante de creación del ‘Expreso Austral’ jugó un año en Portugal con Fucile y destaca que gracias a él habla con fluidez el español. Su mejor temporada, sostiene, fue en Arabia Saudita. “Allí quedamos campeones”. La falta de continuidad ha hecho que juegue poco en los demás equipos.

Sobre esa irregularidad de los últimos cinco años, en los que aparece con pocos minutos en la cancha, Agnello pretende dejarlo en segundo plano. “Las estadísticas no importante, lo que sirve es lo que voy hacer en Deportivo Cuenca”. Puso en alerta que si no tiene continuidad en el conjunto azuayo, también pudiera auto marginarse.

Llegó el martes pasado a Cuenca y hasta la tarde de este 23 de julio no sabía hasta cuándo iba a firmar su contrato con el club. Primero debía cumplir su chequeo médico de rigor. Durante su permanencia en la capital azuaya hizo trabajos físicos, 10 minutos de fútbol y remates con pelota quieta.

Se definió como un diez clásico brasileño, volante ofensivo, que siempre busca el arco rival con habilitaciones al compañero mejor ubicado. “Llego para sumar, no soy el tipo que vengo a salvar la vida de todos, vamos a salir adelante en equipo”. Está feliz porque cumplió el objetivo de salir a jugar en un conjunto de Sudamérica.

El volante brasileño se siente halagado por ser dirigido por Álex Aguinaga, a quien lo define como un exfutbolista increíble. “Él y los jugadores lo que queremos es sacarle adelante al Deportivo Cuenca”. Con Agnello serán presentados, este 24 de julio, otros jugadores como el volante Marco Posligua y al delantero José Luis Gutiérrez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)