10 de agosto de 2016 10:04

'Guerra fría' en los Juegos Olímpicos: nadadora de EE.UU. acusó a una rusa por casos de doping

Yulia Efimova llora en el podio después de conseguir el segundo lugar del podio en la prueba de los 100 metros pecho femeninos en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el estadio Olímpico Acuático en Río de Janeiro. AFP

Yulia Efímova llora en el podio después de conseguir el segundo lugar del podio en la prueba de los 100 metros pecho femeninos en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en el estadio Olímpico Acuático en Río de Janeiro. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 38
Triste 16
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 18
Infobae - Red de Noticias Albavisión
Río2016

La desaprobación general en la final femenina de los
100 metros pecho fue causada por el pasado de dopaje que tiene Yulia Efimova deportista rusa de 24 años. 

A la nadadora rusa Yulia Efimova le tocó enfrentarse el lunes 8 de agosto del 2016, al rechazo de la tribuna y de su principal rival en la final en la categoría de 100 metros pecho en el estadio acuático de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La estadounidense Lilly King ganó la medalla de oro por un margen minúsculo en la final femenina de los 100 metros pecho, y la plata fue para la rusa Yulia Efímova, odiada por sus colegas porque arrastra dos dopajes positivos.

"Sacudes el dedo índice diciendo que eres la 'número uno' y has sido atrapada por hacer trampas con drogas", declaró King.

La tensión mayor se dio en el podio, donde Efímova fue abucheada por el público e ignorada por sus rivales. "Yo siempre pensé que la Guerra Fría ya era una cosa del pasado. ¿Para qué volver revivirla ahora utilizando el deporte?", comentó.
La hostilidad con la nadadora rusa, de 24 años, está directamente relacionada con sus casos de dopaje positivo. El primero fue en 2013 por consumir DHEA, una hormona esteroide, que le valió una sanción de solamente seis meses.

En marzo de este año fue acusada de consumir Meldonium, fármaco cardiovascular que entró en la lista de sustancias por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) en enero.

El Comité Olímpico Internacional (COI) la excluyó de los juegos pero ella apeló el fallo en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y le dieron la razón como a otros nadadores, que habían recibido dos castigos por la misma falta.

"No recuerdo la última vez que dormí bien, aunque sea más de cuatro horas, sumando la siesta. Las últimas tres semanas fueron horribles. Los atletas creen en todo lo que se ve en televisión", se lamentó la nadadora rusa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (13)