17 de enero de 2017 11:34

Con su trío de lujo los Warriors dieron una lección a los campeones Cavaliers

LeBron James (23) de los Cavaliers de Cleveland es bloqueado bloqueado por Kevin Durant (35) de los Golden State Warriors durante el partido jugado en el  ORACLE Arena el 16 de enero de 2017 en Oakland, California. AFP

LeBron James (23) de los Cavaliers de Cleveland es bloqueado bloqueado por Kevin Durant (35) de los Golden State Warriors durante el partido jugado en el ORACLE Arena el 16 de enero de 2017 en Oakland, California. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia EFE

Esta vez no hubo polémica en el resultado final de un nuevo duelo que protagonizaron los Warriors de Golden State ante los Cavaliers de Cleveland a los que dieron una lección de baloncesto individual y de equipo al vencerlos por 126-91.

Si el Día de Navidad fueron los árbitros los que influyeron a favor de los Cavaliers en las jugadas decisivas de la recta final del partido, que ganaron por 109-108, esta vez los Warriors con el base Stephen Curry, el alero Kevin Durant y el escolta Klay Thompson en plenitud, se exhibieron y humillaron permanentemente a los actuales campeones de la NBA.

La victoria puso final a las cuatro derrotas consecutivas que habían sufrido los Warriors ante los Cavaliers, incluidos los tres últimos de la serie de las pasadas Finales de la NBA cuando el equipo de Cleveland remontó una desventaja de 1-3, primer equipo en lograrlo.

Thompson se encargó de ser el líder del ataque demoledor de los Warriors al conseguir 26 puntos, incluidos cinco triples, y cuatro rebotes.

Durant logró 21 puntos con otros tres triples de siete intentos, capturó seis rebotes y repartió cinco asistencias.
Mientras que Curry se exhibió en el duelo individual ante el base Kyrie Irving al conseguir doble-doble de 20 tantos, incluidos cinco triples, 11 asistencias y recuperó cuatro balones.

Por si la aportación estelar del "trío" de estrellas de los Warriors no hubiese sido suficiente al volver a superar la barrera de los 20 tantos, el ala-pívot Draymond Green salió a la pista del Oracle Arena con muchas cuentas pendientes ante los actuales campeones de liga y en especial con el alero estrella LeBron James.

La última provocación dialéctica de James no gustó a nadie dentro de los Warriors, pero en especial a Green, que fue víctima particular de las que le hizo la estrella de los Cavaliers durante las pasadas Finales de la NBA y que le costaron un partido de suspensión y el título a su equipo cuando tenían 3-1 de ventaja.

Green estuvo excepcional en todas las facetas del juego al conseguir un triple monumental -tercero de la temporada-- de 11 puntos, 13 rebotes y 11 asistencias, además de empatar su mejor marca como profesional de cinco tapones.

"Nosotros hablamos en el campo y nunca decimos que somos el mejor equipo, salimos a jugar e intentar ganar cada partido, sin importar el mes ni el rival", declaró Green al concluir el encuentro, en referencia James que el domingo declaró que su condición cuando llegue junio será diferente.

Green también le dejó su marca de jugador poderoso al enviar a James al suelo en una penetración de la estrella de los Cavaliers que se dio en el segundo cuarto y que los árbitros castigaron con falta flagrante de primer grado.

Tras la repetición del video se comprobó como James exageró una vez más la caída y la manera de levantar los brazos antes de caer lo que hizo que Green se fuese hacia los espectadores para imitarlo y descubrir su teatro ante el delirio de los seguidores de los Warriors.

El escolta-alero Andre Iguodala también reivindicó su condición de sexto hombre de los Warriors y aportó 14 puntos al estar perfecto en todo lo que tiró a canasta (5-5, 2-2, 2-2), capturó tres rebotes, dio cinco asistencias, puso un tapón y perdió un balón.

Como equipo los Warriors consiguieron un 51 (46-91) por ciento de acierto en los tiros de campo, y el 44 (15-34) de triples, comparados al 35 (31-88) y 27 (9-34), respectivamente, de los Cavaliers, que también fueron desbordados bajo los aros al conseguir 35 rebotes por 58 de Golden State.

El pívot georgiano Zaza Pachulia también brilló en el juego interior de los Warriors al capturar 13 rebotes. La victoria fue la cuarta consecutiva, novena en los últimos partidos, de los Warriors (35-6), que siguen líderes de la División Pacífico, de la Conferencia Oeste y con mejor marca de la liga.

James con 20 puntos fue el líder de los Cavaliers, pero falló 12 de 18 tiros de campo, incluidos 3 de 4 intentos de triples, capturó ocho rebotes, dio dos asistencias y perdió seis balones, mientras que nunca pudo con el marcaje que le hizo Green, que se ha convertido en su mayor enemigo dentro y fuera del campo.

Irving llegó a los 17 tantos sin ser esta vez factor ganador para los Cavaliers y el escolta Kyle Korver, fichado como especialista en triples, siguió irrelevante al aportar 11 tantos y anotar 3 de 8 tiros desde fuera del perímetro.

Mientras que el ala-pívot Kevin Love apenas jugó 16 minutos en los que consiguió tres puntos al fallar 5 de 6 tiros de campo y capturar tres rebotes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)