14 de febrero de 2015 15:20

Neuville, Mikkelsen y Ogier protagonizaron una lucha en Suecia

Thierry Neuville de Bélgica y su co piloto Nicolas Gilsoul conducen el  Hyundai i20 WRC en el Rally de Suecia. EFE

Thierry Neuville de Bélgica y su co piloto Nicolas Gilsoul conducen el Hyundai i20 WRC en el Rally de Suecia. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP
Hagfors, Suecia

El belga Thierry Neuville (Hyundai i20) tomó el liderato este sábado en la tercera y penúltima etapa del Rally de Suecia, tras firmar el mejor tiempo en la última especial, un segundo por delante del noruego Andreas Mikkelsen y nueve del francés Sebastien Ogier.

Con tres pilotos en menos de diez segundos, las tres especiales del domingo (46 kilómetros cronometrados) estarán al rojo vivo en la nieve sueca. El cuarto en discordia, el noruego Mads Ostberg, está a 53 segundos del primero.

Mikkelsen, quien alcanzó el liderato el viernes aprovechándose de las salidas de pista de Ogier y del finlandés Jari-Matti Latvala, descendió un puesto tras la espectacular última etapa ganada por Neuville.

"Esta es, sin duda, una de las mejores especiales de mi carrera", dijo exultante el belga. "Me sentí muy bien en el coche, ha sido un placer inmenso" , añadió. El belga también estableció un nuevo récord en Suecia, saltando 44 metros sobre el famoso Colin's Crest, uno de los montículos que permiten a los pilotos dar grandes saltos. El récord anterior (41 metros) lo tenía Ogier.

"Mañana hará calor. Lo importante será mantenerse en pista. Hoy (sábado), mi copiloto ha tenido que calmarme en muchas ocasiones", prosiguió Neuville, quinto en el pasado Rally de Montecarlo que se llevó Ogier.

Ogier, que salía en cuarto lugar este sábado tras perder casi un minuto el viernes, firmó una jornada matinal sublime al ganar tres de las cuatro primeras especiales y situarse a menos de dos segundos de Mikkelsen.

"Penalizado" por salir primero 
Para el líder del campeonato, las cosas se complicaron debido a la bajada de las temperaturas y a ser el primer piloto en salir a rodar.

El francés se siente penalizado al tener que salir después de los participantes del Rally Histórico. "Las líneas en la carretera no se corresponden con mi coche. Me falta agarre, es horrible. Es una pena tener que competir después del rally histórico", arremetió Ogier.

Con unas condiciones ideales por la mañana que se van deteriorando por la tarde, a veces los pilotos deben conducir en
"sopas" (según dijo Mikkelsen), en vez de en nieve o hielo.

"Claramente, los pilotos que abren pista tienen una desventaja. Esto juega a mi favor", reconoció el piloto británico Kris Meeke, que se aprovechó de su posición de salida (séptimo), para marcar el mejor tiempo en dos tramos antes del mediodía.

El finlandés Latvala continuó con su via crucis particular. Tras salirse el viernes de la pista -perdió ocho minutos-, el piloto de Wolfswagen volvió a cometer errores este sábado.

El vencedor del año pasado verá a otro piloto en lo más alto del podio en esta edición.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)