10 de septiembre de 2014 07:24

Cordero de Montezemolo, del motor a figura puntera de la economía italiana

Luca Cordero di Montezemolo, presidente de la Scuderia Ferrari. AFP

Luca Cordero di Montezemolo, expresidente de la Scuderia Ferrari. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Roma

Luca Cordero de Montezemolo abandona los motores tras una vida en Fiat y Ferrari y ahora su nombre, como en el pasado, vuelve a sonar para ocupar puestos de relevancia en la economía italiana, como la presidencia de la compañía aérea Alitalia.

Cordero de Montezemolo, uno de los grandes defensores de la "marca Italia", dejó hoy, miércoles 10 de septiembre la presidencia de Ferrari tras reconocer que "terminaba una época" con la fusión del coloso italiano automovilístico Fiat, que posee el 90 % de la escudería, y el estadounidense Chrysler, y el consecuente abandono del país como sede.

Sus discrepancias en este sentido con el consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, y los últimos fracasos de la escudería en Fórmula Uno le han empujado a la marcha del grupo en el que comenzó a trabajar en 1973.

Con su marcha de Ferrari, su nombre vuelve a resonar para ser uno de los hombres de punta para relanzar la economía italiana.
Cordero de Montezemolo ya fue presidente de la patronal italiana Confindustria (2004-2008) y muchos han augurado en los últimos años su entrada en política.

Figuró en las quinielas como posible ministro de Economía tanto con el gobierno de Mario Monti como en el último ejecutivo de Matteo Renzi y ahora todo apunta a que será el nuevo presidente de la maltrecha Alitalia tras su fusión con el grupo Etihad Airways.

Siempre en primera fila en el mundo económico, Cordero di Montezemolo es el fundador de "Italia Cívica", un movimiento con representación de políticos, empresarios, personalidades del ámbito social y representantes del sindicato CISL, uno de los más importante del país.

Hijo de Massimo Cordero di Montezemolo y Clotilde Neri, nació en Bolonia el 31 de agosto de 1947 y estudió Derecho en la Universidad de La Sapienza de Roma y Derecho Comercial Internacional en la Universidad de Columbia (Nueva York).

Sus primeros pasos en el mundo del motor los dio en la casa
Ferrari, donde comenzó a trabajar con apenas 26 años como asistente directo del entonces presidente Enzo Ferrari, para
después ser nombrado Director de Relaciones Externas en 1977.

Bajo su gestión, Ferrari ganó el mundial de constructores de Fórmula Uno durante tres años consecutivos (del 1975 al 1977) y dos Mundiales de pilotos con el austríaco Niki Lauda en 1975 y 1977.

Tras sus triunfos en la escudería, Gianni Agnelli, que siempre elogió las capacidades de Cordero Montezemolo, lo quiso a su lado y lo llamó para que entrase en Fiat, donde fue vicepresidente de Relaciones Externas del grupo mundial de Fiat (1977-1981) y director de ITEDI Spa, el grupo que controla todas las publicaciones de la casa automovilística (1981-1983).

En 1991, Cordero di Montezemolo ocupó la presidencia de Ferrari, donde permanecerá hasta su dimisión, pero en mayo de 2004 fue llamado para sustituir al fallecido Umberto Agnelli al frente de la presidencia de Fiat y permaneció en ella hasta 2008, cuando pasó a dedicarse completamente a la escudería del "Caballito rampante".

En el 2000 Ferrari volvió a ganar la Fórmula Uno con el alemán Michael Schumacher y los triunfos tanto en el mundial de constructores como pilotos se repetirán desde 2001 al 2004 y en 2008 la escudería ganó por decimosexta vez el título de constructores.

Ademas fue presidente de la Federación Italiana de Editores de Prensa (FIEG) y consejero delegado de la productora cinematográfica "Rizzoli Video" y continuó el amor de los Agnelli por el fútbol y del equipo de familia y fue vicepresidente del Juventus de Turín y director general del Comité Organizador del Mundial de Fútbol de Italia90.

También es miembro del consejo de administración de la marca de diseño de mobiliario Poltrona Frau, aunque la venta de parte de su accionariado a una sociedad estadounidense le costó numerosas críticas.

Padre de tres hijos, dos con su actual esposa Ludovica Andreoni y uno fruto de su unión anterior con la periodista Barbara Parodi Delfino, ha sido condecorado con el título de Caballero del Trabajo que concede la República italiana y con la Legión de Honor francesa en 2005

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)