1 de noviembre de 2014 00:00

200 atletas buscarán mejorar sus marcas

Sub 23 de atletismo de Azuay en la pista Jeferson Perez. En la imagen:  Mauricio Matute, Marcelo Maldonado, Diego Arevalo, Arturo Maldonado, Kevin Farez, Richard Criollo. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Sub 23 de atletismo de Azuay en la pista Jeferson Perez. En la imagen: Mauricio Matute, Marcelo Maldonado, Diego Arevalo, Arturo Maldonado, Kevin Farez, Richard Criollo. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Manuel Quizhpe. Redactor (D) 
mquizhpe@elcomercio.com

Mauricio Matute, uno de los potenciales relevos del atleta olímpico Byron Piedra, se entristece porque la mayoría de sus rivales de la categoría juvenil dejaron las pistas. Lo hicieron porque priorizaron sus estudios universitarios y no tuvieron el respaldo de sus padres y profesores.

Matute, sin temores, se refiere a la trillada frase que los deportistas-estudiantes escuchan de sus catedráticos: “Te dedicas al deporte o al estudio”. Él recuerda que, en el 2012, “éramos un gran pelotón”.

Pero, entraron a la universidad y dejaron el atletismo. Él es uno de los pocos que conjuga ambas actividades.
 El exvicecampeón sudamericano juvenil en los 10 000 metros planos está convencido de que “el deporte no ofrece algo seguro” y por eso se da el abandono parcial o definitivo.

Hace un mes, Ecuador no tuvo representantes en las pruebas de medio fondo y fondo en el Sudamericano Sub 23, que se cumplió en Uruguay. Tampoco hubo marchistas.
Según Matute, quien tampoco viajó pese a ser el mejor del país, la categoría Sub 23 es un peldaño para que el atleta juvenil obtenga éxitos y tenga un tránsito no tan brusco a la categoría sénior.

“Me exigieron una marca y no la cubrí porque venía de una grave lesión”.
Ecuador, en este año, suma pocos éxitos en las pruebas atléticas de fondo y medio fondo. Piedra es uno de los pocos atletas élite que aporta con medallas al país. Las hazañas internacionales de Rolando Vera, Silvio Guerra, Martha Tenorio, entre otros, son recuerdos inolvidables.


De ese particular están conscientes los técnicos que trabajan con los fondistas y semifondistas. Uno de ellos es Julio Chuqui, quien reconoce que aparte de Piedra, “no tenemos otros exponentes con marcas significativas”. Para que cambie esa realidad, el estratega presentó el pasado fin de semana un plan de contingencia.


Lo hizo ante el Directorio de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), presidido por Manuel Bravo. La idea, según la propuesta, es potenciar y mejorar los resultados en las diferentes categorías.

De esa manera, los atletas nacionales podrán ubicarse entre los mejores de Sudamérica.
Lo que se pretende, advierte Chuqui, es que los juveniles den el gran salto a la élite, por lo menos a escala panamericana.

En la actualidad no hay corredores de 10 000 metros con una marca inferior a los 30 minutos, a excepción de Piedra. En otros países del área, con ese registro existen hasta cinco corredores.
El proyecto denominado Festival de fondo y medio fondo, que favorecerá a unos 200 atletas, tiene previsto concretarse durante el 2015 en tres fechas diferentes.

El DT reitera que ha decaído el nivel en Ecuador y que ahora “vemos el despunte de países vecinos como Perú, que tiene una buena cantera”. 
Chuqui, quien es miembro de la Comisión Técnica de la FEA, está seguro que con el proyecto se registrarán mejores marcas, en damas y en varones.

Ese propósito se apunta con las categorías juvenil, júnior y sénior, desde la prueba de los 800 metros planos hasta la maratón.
 Patricio Villacorte, adiestrador de los atletas tungurahuenses, reconoce que uno de los problemas para la falta de resultados en las pruebas anotadas, incluida la marcha, es la falta de tiempo por los estudios.

La mayoría de sus dirigidos, alguna vez, escuchó la reprenda de su profesor: “El estudio o el deporte”.
También explica que, a veces, se prioriza el alto rendimiento y se deja de lado las categorías formativas. “No tenemos cantera para escoger”. 


A Chuqui le preocupa la falta de interés de los fondistas por las pruebas de pista. La mayoría prefiere las carreras de calle porque son seguidas en la región interandina y premian con dinero. “Nuestros atletas se han convertido en competidores domésticos”.

Matute sugiere más apoyo a los atletas de las categorías juvenil y Sub 23. En este tránsito deberían preocuparse las autoridades deportivas en promocionar y dar facilidades a los futuros atletas élite de su país”. De lo contrario, “seguirán desertando grandes talentos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)