21 de noviembre de 2017 00:00

El deporte paralímpico muestra todo su potencial en Guayaquil

Andrés Romero, Julio Pante y Carlos Flores se entrenan en el parque La Carolina con el DT Cristian Matute. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Andrés Romero, Julio Pante y Carlos Flores se entrenan en el parque La Carolina con el DT Cristian Matute. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Martha Córdova
Redactora (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Estarán todos. El deporte paralímpico y sordolímpico tendrá dos semanas de intensa actividad competitiva. Este martes 21 de noviembre de 2017, en el coliseo Voltaire Paladines Polo, se realizará la inauguración de los II Juegos Nacionales del Deporte Adaptado.

Un total de 500 deportistas con discapacidad auditiva, física, intelectual y visual, quienes competirán en 11 deportes hasta el 1 de diciembre, en los escenarios de Guayaquil.

“El año pasado, en la primera edición, hubo solamente tres deportes, tenis de mesa, atletismo y natación. Este año se incrementaron las disciplinas”, detalló Byron López, presidente del Comité Paralímpico Ecuatoriano.

En esta ocasión se competirá en atletismo, natación, tenis de mesa, futsal, baloncesto en silla de ruedas, boccias, pesas en banca, remo in, taekwondo, goalball (fútbol) y rugby, que será de exhibición.

“La organización de estos Juegos tiene como objetivo evaluar el nivel técnico de nuestros deportistas y observar sus progresos”, añadió López. También dijo que en esta clase de eventos “se pueden identificar nuevos talentos para incorporarlos a las diferentes selecciones nacionales”.

Competirán 16 selecciones provinciales, las más numerosas son las de Pichincha, Guayas, Esmeraldas y Manabí.

Andrés Romero tiene 37 años. Desde hace dos practica lanzamientos de jabalina y disco, y el impulso de la bala. “Antes practicaba tenis, basquetbol y atletismo”, relató durante una pausa en su entrenamiento matutino en el parque La Carolina, en Quito.

“Cuando jugaba tenis, viajé a Chile, Brasil, España y Bélgica”, recuerda. Por ello, en estos Juegos Nacionales, espera lograr sus mejores marcas para formar parte de las selecciones de Ecuador. “Me gustaría ir a los Juegos Parasudamericanos en Argentina, el próximo año”.

Con Andrés se entrena Julio Pante, de 33 años. Pese a que afronta su discapacidad desde hace siete años, por un accidente en su casa, recién hace dos es deportista competitivo. “No sabía dónde entrenarme”.

Inicialmente practicó el rugby, lo hizo por un año y medio. “Cambié de disciplina porque prefiero los deportes individuales. Lo que prevalece aquí es el esfuerzo personal”.

Realiza entra 30 y 60 lanzamientos por día. Los entrenamientos los realiza en el parque La Carolina, por la zona aledaña al Jardín Botánico. “Tengo mayor afinidad por la jabalina, pero mis mejores marcas están en el impulso de la bala”, dijo.

Carlitos Flores es el más joven del equipo de lanzamientos que llevará Pichincha a los Juegos Nacionales. Tiene 19 años, ya culminó sus estudios de bachillerado y aún no ha iniciado su carrera universitaria. “Me gusta más el lanzamiento de jabalina, por su técnica. Mi mejor marca es 10,64 metros”.

En Guayaquil quiere coronarse campeón nacional para dedicárselo a sus padres y a su hermana. “Siempre me han respaldado”, dijo. Viaja con su padre, también Carlos, quien arma su silla de competencia. Tiene que estar fija y con toda la seguridad para ejecutar el lanzamiento.

Su rival para lograr ese oro anhelado será su compañero de equipo, Julio Pante, “En cada entrenamiento estamos poniendo todo el esfuerzo. Siempre recuerdo aquel refrán que dice que las cosas fáciles llegan pronto, en cambio las cosas difíciles tardan, pero con trabajo llegan, así que espero conseguir mis objetivos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)