12 de junio de 2017 19:37

Denuncia de corrupción salpica a directivos del fútbol boliviano

Imagen del escudo del la Federación Boliviana de Fútbol

Foto referencial. Imagen del escudo del la Federación Boliviana de Fútbol. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Los principales directivos del fútbol boliviano fueron involucrados en presuntos hechos de corrupción tras una denuncia pública ratificada hoy por Marco Peredo, presidente interino de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF).

La denuncia apunta a Rolando López, ex titular de la federación, quién para ser elegido en ese cargo presuntamente había ofrecido compartir con otros dirigentes los USD 20 000 que mensualmente le entregaría la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

"USD 2 500 era para el vicepresidente Freddy Córtez. Otro monto similar para el secretario general, Wálter Torrico. USD 3 000 dólares para el representante de Oruro y USD 3 000 para el de Potosí. Una sola cuota por ese monto a esos dos dirigentes", dijo.

Los involucrados rechazaron la denuncia, y exigieron documentación. "Es falso. El señor Peredo tiene un problema auditivo, escucha la mitad de lo que uno le dice", dijo Rolando López a radio Panamericana. Peredo también denunció que César Salinas, presidente del club The Strongest, de La Paz, otorgó publicidad de su empresa por valor de USD 80 000 a los planteles de Ciclón, de Tarija y Petrolero, de Yacuiba.

"Todo a cambio que esos equipos voten por Salinas en el pasado congreso", dijo. "La denuncia de Marco Peredo apunta a desprestigiar la campaña de César Salinas que aspira a presidir la federación boliviana tras ser elegido en el congreso de julio próximo", respondió Freddy Tellez, directivo del club The Strongest.

Peredo, oriundo del oriental departamento de Santa Cruz, no involucró a ningún dirigente de su región con recientes hechos de corrupción.Una crisis interna afectó la dirección del fútbol de Bolivia en los últimos tres años y provocó la detención de Carlos Chávez, extesorero de la Conmebol, por presuntos delitos de organización criminal, legitimación de ganancias ilícitas, beneficios en razón del cargo, estafa agravada y malversación, junto a los directivos Alberto Lozada, Pablo Salomón, Jorge Justiniano y Armando Canedo.

Chávez está preso hace 21 meses en la cárcel pública de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, en el este de Bolivia. El ex dirigente, de 58 años, fue elegido en 2006 para presidir la FBF y reelegido en 2010 por cuatro años más en un Congreso en Tarija. Su segunda reelección fue en 2015 en el Congreso de Trinidad, pero luego fue investigado y detenido por corrupción.

En tanto, el secretario general de la FBF, Wálter Torrico, fue arrestado en octubre del año pasado por falsificar su título de abogado. Torrico es procesado por los delitos de "falsedad material, falsedad ideológica, uso de instrumento y otro". La demanda en contra de Wálter Torrico fue presentada por la facultad de Derecho de la Universidad Mayor de San Andrés de La Paz (UMSA), Colegio Departamental de Abogados de La Paz y el Ministerio de Justicia.

Otro expresidente de la federación, Rolando López, estuvo en los últimos meses bajo arresto domiciliario por un juicio instaurado en su contra por presunto fraude. Un fiscal de la ciudad de Cochabamba acusó al dirigente de los presuntos delitos de "incumplimiento de deberes, conducta antieconómica, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado", que pudo cometer cuando cobró salarios como docente universitario sin haber asistido a clases. López había sido elegido el 22 de enero de 2016 como presidente de la federación boliviana. Luego fue reemplazado por Marco Peredo, quien logró elaborar el nuevo estatuto con asesoramiento y apoyo de la FIFA.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)