25 de junio de 2017 11:14

Daniel Ricciardo gana un GP loco y saltan chispas entre Vettel y Hamilton

El piloto de Red Bull Daniel Ricciardo celebra su triunfo junto con Valtteri Bottas (izq.)  y  Lance Stroll en Azerbaiján el 25 de junio del 2017. Foto:  Andrej  Isakovic / AFP

El piloto de Red Bull Daniel Ricciardo celebra su triunfo junto con Valtteri Bottas (izq.) y Lance Stroll en Azerbaiyán el 25 de junio del 2017. Foto: Andrej Isakovic / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia DPA

El australiano Daniel Ricciardo ganó este domingo 25 de junio un alocado Gran Premio de Fórmula 1 de Azerbaiyán en el que saltaron chispas entre los dos grandes favoritos al título, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton.

Ricciardo aprovechó una sanción a Vettel y un problema en el Mercedes de Hamilton para conseguir su primera victoria de la temporada a bordo de su Red Bull y la quinta de su carrera.

El podio lo completaron Valtteri Bottas con el otro Mercedes y el Williams del canadiense Lance Stroll, de apenas 18 años. Vettel, de Ferrari, cruzó la meta del circuito de Bakú en cuarta posición y estiró a 14 puntos su ventaja sobre Hamilton en la clasificación general. El británico fue quinto tras más de dos horas de carrera en la que hubo cuatro coches de seguridad, adelantamientos al límite, polémicas para todos los gustos y un incidente entre Vettel y Hamilton que promete elevar la temperatura en la lucha por el título mundial. La carrera fue una auténtica locura desde que se apagaron las luces del semáforo.

En los primeros metros, el Mercedes de Valtteri Bottas chocó con el Ferrari de Kimi Raikkonen, lo que pareció arruinar la carrera de ambos. Bottas entró en boxes para arreglar su bólido y regresó último a la pista. Tan impredecible fue el Gran Premio, que el finlandés acabó en el segundo cajón del podio. El primer coche de seguridad salió en la vuelta 12 tras un accidente de Daniil Kvyat. Se reanudó la carrera en el giro 17, pero por apenas unos segundos. Había tantos choques que la pista acabó en algunas zonas repletas de restos de los bólidos, por lo que la dirección del Gran Premio decidió volver a sacar al safety car. En la vuelta 20 se relanzó la carrera, pero el caos seguía: los Force India de Sergio Pérez y Esteban Ocon colisionaron entre sí y después Raikkonen pinchó una rueda, por lo que apareció de nuevo el coche de seguridad.

En ese momento llegó el incidente entre Vettel y Hamilton. El alemán dio un golpe con su Ferrari a la parte trasera del Mercedes de Hamilton en la vuelta 22, cuando el británico rodaba en primera posición por detrás del safety car. Vettel pareció quejarse de que Hamilton frenara en seco a la salida de una curva y tras golpearle por detrás, aceleró, se colocó a la misma altura del Mercedes y dio un volantazo para impactar de forma voluntaria al lateral del bólido del británico.

Los comisarios investigaron el incidente y sancionaron a Vettel con una parada de diez segundos en boxes. La hizo después de que el Gran Premio se interrumpiera durante unos 20 minutos por una bandera roja ante la cantidad de piezas de coche que había en el trazado. Sin embargo, para cuando Vettel entró en el pitlane para cumplir su sanción, la carrera ya había dado otro giro inesperado. Y es que Hamilton tuvo que realizar una parada imprevista en la vuelta 31 para que le cambiaran el protector de la cabeza, que se la había desprendido.

El británico reapareció en el noveno lugar y Vettel, tras su parada, entró en la pista justo por delante de Hamilton. El resultado fue que Ricciardo se colocó líder y Stroll segundo. El australiano aguantó esa posición y al canadiense le faltó un pestañeo, pues fue adelantado por Bottas en la misma recta de meta. Ocon acabó sexto, por detrás de Hamilton y seguido del danés Kevin Magnussen y de los españoles Carlos Sainz y Fernando Alonso. Doble campeón del mundo, Alonso consiguió los primeros puntos de la temporada con McLaren. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)