3 de diciembre de 2017 00:00

Daniela heredó la pasión de su padre

Daniela Contreras y su padre muestran sus últimos logros. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Daniela Contreras y su padre muestran sus últimos logros. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 10
Manuel Quizhpe

Los martes y jueves, Daniela Contreras se despierta a las 04:00, se cambia, desayuna y una hora después ya está nadando en la piscina semiolímpica de la Unidad Educativa Bernardo Valdivieso, en Loja. Se entrena hasta las 06:20 y de allí se dirige a la escuela.

Esos dos días practica a doble jornada. De lunes a viernes lo hace de 15:30 a 19:30. No tiene problemas para madrugar porque su padre, el cubano-ecuatoriano Daniel Contreras, es su entrenador. El sábado se entrena de 08:30 a 11:00 y el domingo descansa.

La nadadora lojana de 11 años está motivada tras su destacada actuación en los XII Juegos Nacionales de Menores, realizados la semana pasada en Cuenca. En la piscina olímpica de El Batán ganó tres medallas de oro, tres de plata y dos de bronce, siendo la mejor del certamen.

Ahora se entrena para competir en los Juegos Sudamericanos Escolares, previstos entre el 4 y 10 de diciembre en Cochabamba, Bolivia. Ella está clasificada para las pruebas de 50 y 100 metros mariposa, 50 y 100 m espalda. El estilo mariposa es su fuerte.

Heredó la disciplina deportiva de su padre, quien entre 1980 y 1984 fue seleccionado cubano. Llegó a Ecuador en julio del 2004 y desde entonces es técnico de natación en Loja. Allí conoció a la lojana Sandra Ruiz, se casó y tiene dos hijas: María Daniela y Dana Lucía, de cuatro años.

Daniela y Dana tienen dos hermanos paternos: Rafael (de 19 años) y Daniel (17), quienes son cubanos y viven en Bayamo, provincia de Granma. El mayor es seleccionado en su país en waterpolo y se alista para los Juegos Olímpicos en Tokio 2020; mientras el menor es karateca.

Según Contreras, la múltiple medallista nacional está en contacto permanente con Daniel. “Antes de las competencias conversa con él y entra motivada a la piscina”. Su hermana menor, Dana, está dando sus primeras braceadas e incluso, en Cuenca, se colgó sus medallas.

María Daniela se involucró en la natación a los tres años. A esa edad llegaba a la piscina con su padre y miraba los entrenamientos. Desde los cinco años empezó a entrenarse sistemáticamente, primero con Richard Sandoval y luego con Adolfo Morales. A partir de los nueve años se puso a órdenes de su progenitor.

Según Daniel Contreras, en un inicio le costó diferenciar las funciones de padre y entrenador. Luego se acopló a la exigencia y ahora recibe un trato similar al de sus compañeras. “Ella es aplicada, respetuosa y responsable. Es una nadadora que se defiende bien en todos los estilos”.

En agosto pasado se estrenó internacionalmente en Cali, Colombia. Allí, en el torneo Delfín de Oro, ganó 15 medallas (11 de oro, tres de plata y una de bronce) en pruebas individuales y por relevos. Además, impuso un récord nacional en 50 m mariposa. Participaron clubes de 13 países.

Es alumna del octavo de básica de la Unidad Educativa Ateneo, donde recibe el apoyo de las autoridades para sus participaciones. La rectora le brinda el tiempo necesario para que pueda igualarse las materias y rendir los respectivos exámenes.

Durante los Juegos Nacionales de Menores, su madre no ocultó la satisfacción de verla subirse al podio después de cada prueba. “Me siento la mamá más feliz, estoy orgullosa. Los éxitos son fruto de las madrugadas y del esfuerzo diario”. Ruiz conoció al técnico cubano en un curso de aprendizaje de natación.

Daniela, campeona nacional en las pruebas de 50 y 100 m mariposa, y 100 m espalda, define a la natación como algo maravilloso y no le agrada otro deporte. Su próximo reto es retornar con medallas desde Cali. Su padre está consciente que debe recorrer un largo camino. Sin embargo, la idea es trabajarla para los Juegos Olímpicos del 2024. “Tiene 11 años y ha experimentado un crecimiento notable. Las marcas son respetables en el contexto internacional”.

Fuera de la piscina, como toda niña, la nadadora juega y bromea con sus compañeras. Los fines de semana gusta del esparcimiento familiar.

Origen. Nació en Loja el 7 de diciembre del 2005.
Antecedentes. Incursionó en la natación a los cinco años.
Éxitos. En Juegos Nacionales de Menores sumó tres medallas de oro, tres de plata y dos de bronce.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)