17 de marzo de 2015 21:32

Corinthians sepultó el sueño de Danubio en la Libertadores

Paolo Guerrero del Corinthians celebra su gol ante el Danubio, el 17 de marzo de 2015. Foto: AFP

Paolo Guerrero del Corinthians celebra su gol ante el Danubio, el 17 de marzo de 2015. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Un verdadero golazo del delantero peruano Paolo Guerrero y otro tanto de cabeza de Felipe dieron al Corinthians la victoria a domicilio 2-1 sobre el uruguayo Danubio, que este martes 17 de marzo dijo adiós en Montevideo a su sueño copero por el Grupo 2 de la Copa Libertadores.

Guerrero infló la red con un cañonazo de pierna diestra a los 69 minutos tras un pase que le llegó cruzado desde el sector derecho fuera del área danubiana.

Felipe complementó de cabeza a los 80 para sellar la victoria del equipo brasileño que, sin embargo, en el último minuto de los 3 del tiempo adicional y cuando nadie lo esperaba, se llevó de recuerdo un gol de Gonzalo Barreto ruidosamente festejado en el Estadio Luis Franzini.

Con este resultado, el 'Timao' se consolida como líder del Grupo 2 de la Libertadores, 'el grupo de la muerte', con 9 puntos y por delante de su compatriota Sao Paulo y del argentino San Lorenzo, ambos con 3 unidades y que completarán la llave el miércoles en la megalópolis brasileña.

El gol del 'Guerrero'

Lo buscó hasta que lo encontró. El delantero peruano tuvo que asimilar incluso un claro penal que le cometieron y que no fue cobrado por el árbitro chileno Julio Bascuñan, pero al final mostró su calidad goleadora.

La volea de Guerrero dejó sin posibilidades a Franco Torgnascioli que la vio pasar directo a la red.

El gol cayó como un balde de agua fría para los locales en una templada noche de verano uruguayo, cuando sus hinchas todavía festejaban el penal errado por el capitán corinthiano Renato Augusto a los 61.

Desde el gol, los corinthianos se soltaron aprovechando los nervios del juvenil equipo local, y el buen fútbol de los punteros del torneo paulista comenzó a emerger.

Una pelota aérea encontró la cabeza de Felipe a los 80 minutos y llegó el punto final para un encuentro que empezó lento y terminó a todo vapor.

A pesar de haberle plantado cara al poderoso equipo brasileño, cómodamente encaramado en la primera posición del grupo ahora con 9 puntos en tres presentaciones, el conjunto montevideano no pudo con un rival que a la larga fue netamente superior.

El resultado bien podría haber sido más abultado a favor de los brasileños, y no solo por el penal marrado por Renato Augusto, que ejecutó de mala forma la falta cobrada sobre Elías y mandó la pelota a la tribuna; también el claro penal en el área de Danubio contra Guerrero que no fue sancionado por el árbitro a los 40 del primer tiempo podría haber inclinado aún más la balanza a favor de la visita.

Al término del encuentro Guerrero dijo que la victoria da “ tranquilidad ” a su equipo “ casi confirmado para la siguiente ronda ” , en declaraciones a la televisión en las que se quejó del juego duro de los uruguayos. “ Mucha patada; jugar contra equipos uruguayos es así ” , lanzó.

Danubio incansable

El partido se presentaba cuesta arriba desde el vamos para los locales, que no cosecharon puntos en el torneo continental en los tres encuentros que disputaron.

Sin embargo los juveniles danubianos enfrentaron de igual a igual al Corinthians con varias jugadas que pudieron haber abierto el marcador.

Sosa a los 73 en un remate que rozó el parante izquierdo del meta Cassio tuvo una de las chances más claras de gol de los locales, junto a un cabezazo de Matías Castro, solo ante el guardameta brasileño que estiró a la derecha sus casi dos metros de humanidad y contuvo el remate a media altura.

Fue Barreto, con una acción individual que comenzó solo después de la mitad de la cancha y en la que dejó por el camino a varios rivales, que concretó el gol del honor para el conjunto local.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)