23 de junio de 2015 10:54

Polémica en Chile por el precio de las comidas en los estadios

Imagen de un combo de comida en el estadio Sausalito tomado de canchallena.com

Imagen de un combo de comida en el estadio Sausalito tomado de canchallena.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 0
Diario La Nación de Argentina
Por Tomás Bence canchallena.com
Logo GDA

"¿Cuánto? ¿7000 chilenos? Es una estafa", se quejó Matías frente a una vendedora en el estadio Sausalito, previo al partido que la Argentina le ganó a Jamaica.

Matías viste la camiseta de la Selección de Chile, pero dice que nunca vio a Lionel Messi en una cancha y por eso sacó la entrada para no perderse lo que fue la última victoria de la Selección en la primera rueda de la Copa América. "Por ese dinero comía afuera del estadio", le cuenta a canchallena.com. Es que para muchos, los precios para comer en los estadios son caros. Tan caros, que hasta llegan a superar los valores del Mundial pasado.

Para un argentino, comprar comida en los estadios de la Copa América resulta costoso. Puede salir USD 13 por persona (unos 130 pesos chilenos), como mínimo. En Chile, se pueden conseguir algunos combos por internet y luego retirar en los estadios, aunque fueron los que generaron la bronca de los chilenos, por su alto costo.

En los estadios se venden cuatro menús: tres para comer y uno para aquel que quiera tomar un café. Una hamburguesa con papas fritas y una gaseosa cuesta USD 13. Un barroluco (un sándwich con carne y queso) con gaseosas y un chocolate de postre, USD 14. El mismo precio para una hamburguesa con papas fritas y cerveza sin alcohol. Seis dólares puede pagar quien elija el combo de café con galletitas. Por esas mismas comidas, en los restaurantes de la costa de La Serena se paga cerca de nueve dólares. Mientras que en algunos locales del centro de la ciudad, se pueden llegar a conseguir a seis.

Los valores son un poco más caros de los que se pagaron en la última Copa del Mundo. Las hamburguesas con queso se vendían a seis dólares y hoy en la Copa América están a siete. La gaseosa cuesta igual (cuatro dólares), aunque en Chile las más grandes (de 591 cc) salen 5. La cerveza se podía llegar a encontrar a seis dólares en Brasil y está más barata en Chile (en los estadios se vende sin alcohol). Lo que son más económicos aquí son los "panchos", las papas fritas o el chocolate, que están entre los tres y cuatro dólares. Esa misma cifra pagan aquellos que se quieren comprar una botella de agua en los puestos de las canchas.

Por todo esto es común que los hinchas decidan comer en los alrededores de los estadios, donde, además, encuentran distintas ofertas. En La Serena, sede de la selección los dos primeros partidos, los precios afuera eran más accesibles. Un local ubicado a una calle de distancia de la cancha tenía una promoción irresistible: un plato de fideos, con gaseosa y postre, cinco mil chilenos (un poco más de ocho dólares).

Otros se las rebuscaron para aprovechar el gusto de los hinchas que vinieron desde lejos. Entre los más elegidos está el famoso "chori" de cancha, con parrillas en las calles. Aunque otros fueron un poco más ingeniosos: colocaron un puesto de "milanesas argentinas", con un combo de seis dólares con el sándwich y una bebida. A la vuelta del estadio de La Serena, un local cambió todo su menú. Colocó los nombres de los equipos de la Copa, con un ingrediente característico de cada país.
Los chilenos, indignados por los precios.

Los hinchas de Chile se quejaron, muchos por medio de las redes sociales, de los altos precios de los productos. Según publicaron los medios chilenos, la empresa que ganó la licitación para explotar la comida en los estadios es "Vive Snack", que está cuestionada. Incluso fue denunciada las últimas horas por guardar los productos en uno de los baños de las canchas.

Para esta Copa América, lanzaron los combos ya mencionados, pero además se pueden adquirir por Internet, para que no se formen grandes filas en los puestos de las canchas.

Según un estudio reciente, los niveles de ingresos en los hogares de Chile están muy lejanos a los precios que colocaron para la comida en los estadios: la mitad de los chilenos percibe menos de 4 900 pesos chilenos al día. Incluso, quienes cobran el salario mínimo (unos $225 mil chilenos, cerca de USD 375), reciben por día el mismo dinero que el valor de los combos que se ofrecen en el estadio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)