9 de enero de 2015 13:22

Luis Chiriboga oficializó la suspensión del Congreso Ordinario 

la sesión en la FEF no se instaló. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 32
Redacción Deportes 

El presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, Luis Chiriboga, oficializó que el Congreso Ordinario del Fútbol quedó suspendido debido a una acción de protección y medida cautelar constitucional.

La acción la interpuso Kirie Bravo, presidente del Club Deportivo Sandino, de la Segunda categoría de Manabí. Él aduce que las asociaciones no han reformado sus estatutos y por eso no se pude iniciar las votaciones para la presidencia de la FEF.

Chiriboga acató el pedido de la Corte Constitucional y no instauró el congreso. Luego de esto se retiró del salón ante el aplauso de los dirigentes presentes, al mediodía de este viernes 9 de enero.

Posteriormente se procedió a leer el escrito interpuesto por Bravo, Carlos Villacís asumió la presidencia momentáneamente.

Villacís dio a conocer que el directivo manabita no solo funje como presidente del Manta, sino que también representó al Manta en algunas ocasiones durante las sesiones del Comité Ejecutivo de la Federación.

Con eso insinuó que la maniobra habría tenido tintes políticos el día en que también el presidente del Manta, Jaime Estrada, iba a participar en los comicios para la Presidencia de esa organización.

Intervención en la reunión de la FEF, posterior a la suspención del Congreso Ordinario. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Intervención en la reunión de la FEF, posterior a la suspención del Congreso Ordinario. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Anteriormente, Bravo participó en las elecciones para la presidencia de la Comisión de Fútbol Amateur (Confa) y perdió ante Amilkar Mantilla. Por eso, en su demanda cita falta de garantías en las elecciones organizadas por la FEF.

El síndico del organismo, Guillermo Saltos, aseguró que este "es un acto de mala fe que hace quedar mal a la dirigencia nacional". Criticó la injerencia de la justicia ordinaria en la autonomía de la FEF.

Además argumentó que estuvo “bien suspendido el Congreso”, y que lo ocurrido "hace quedar mal al fútbol ecuatoriano en el mundo”.

En este escenario, Geovanny Cárdenas, jurista deportivo, coincidió en que las asociaciones y federaciones deportivas por deporte sí deben estar apegados a la última Ley del Deporte, en vigencia desde el 2010. Pero, también recalcó que la Federación, en el artículo 63 de esa misma Ley, tiene “cierta autonomía con sus reglamentos y estatutos”.

El Campeonato Ecuatoriano de Fútbol tenía previsto iniciar el 1 de febrero, pero las anomalías suscitadas en la sede de la FEF podrían alterar esa planificación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)