12 de diciembre de 2016 00:00

Clan Juvenil arma su plantel del 2017 con USD 1,5 millones

Augusto Salazar (izq.), uno de los fundadores, y Juan Cevallos, presidente del club. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

Augusto Salazar (izq.), uno de los fundadores, y Juan Cevallos, presidente del club. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 22
Martha Cordova

"Jugué en el Clan Juvenil desde que tenía 8 años y me retiré cuando cumplí 30, en el partido que le ganamos 3 a 0 al Independiente José Terán”, recuerda Juan Cevallos, presidente del equipo sangolquileño, que en el 2017 jugará en la Primera A del fútbol ecuatoriano.

“Desde hoy armaremos nuestro plantel para este nuevo reto. No queremos solo defender la categoría, apuntamos a clasificarnos a un torneo internacional”, añadió.

Es el último de los 11 hermanos Mejía Cevallos que forman parte de la historia de este club nacido en 1973. “USD 550 000 costó el ascenso a la Primera A. Fue un presupuesto manejable, pagamos sueldos acorde al fútbol ecuatoriano, no entregamos premios por partidos ganados ni primas. El sueldo mensual más alto que pagamos fue de USD 2 000”.

Hoy recibirá el informe del entrenador Juan Carlos Garay para armar el plantel del 2017. “El presupuesto tendremos que triplicarlo, porque antes los desplazamientos lo hacíamos vía terrestre, en el próximo año lo haremos vía aérea”.

Clan Juvenil, que debutará de manera oficial en la Primera A, tiene como presupuesto USD 1 500 000. El principal ingreso será el de los derechos de transmisión y el aporte de la empresa privada. Este año, el menor rubro por ese concepto que los clubes de la A recibieron fue de USD 800 000.

“Hay dos empresas que ya nos han llamado y han mostrado su interés por ser uno de nuestros auspiciantes”, detalló Cevallos, quien promoverá, en el Congreso del Fútbol Ecuatoriano de enero próximo, el reparto igualitario de los ­derechos de televisión entre los 12 clubes.

Este año, gracias a ese reparto igualitario en la Primera B, su equipo recibió USD 340 000, que cubrió el 61% del presupuesto.

Las primeras gestiones de los dirigentes son hacer acercamientos con jugadores. En esa lista que podrían vestir de rojo, azul y blanco están el defensa Luis Checa y el delantero Daniel Angulo. “No vamos a excedernos, los sueldos más altos que vamos a pagar serán de USD 4 000. Nuestro presupuesto es pequeño, pero en una empresa lo que se trata es de optimizar el recurso”.

Juan Cevallos, además de presidente del Clan Juvenil, es presidente de la Liga Deportiva Cantonal de Rumiñahui, que regenta el estadio de Sangolquí, donde hace de local Independiente del Valle que ahora tendrá que compartir escenario con el Clan.
El estadio tiene publicidad contratada por Independiente del Valle, que también promueve a las figuras de su plantel de jugadores en grandes fotografías y pancartas.

Según el dirigente, la Liga Deportiva Cantonal tiene un convenio por el que recibe el 4% de las taquillas y también el club rayado se encarga del mantenimiento de la cancha.

“Esta semana, la dirigencia de la Liga Deportiva se reunirá para resolver, porque los nuevos auspiciantes del Clan Juvenil también piden espacios en el estadio. Por ser parte implicada, me excusaré de asistir a esa reunión y me allanaré a la resolución que tome la direc­tiva”, manifestó Cevallos.

El Clan Juvenil nació en agosto de 1973, en el segundo piso de la casa ubicada en las calles Bolívar y Ascázubi. “Éramos 15 muchachos de 15 a 17 años, que decidimos fundar el club. Como amigos del barrio que nos gustaba jugar fútbol y en época de Navidad regalar fundas de caramelos”. Así lo detalla Augusto Salazar.

Él es uno de los socios fundadores, también jugó como defensa en el equipo y ahora es uno de los hinchas más fieles. El club no tiene socios, sí hinchas y simpatizantes. “Por eso el mérito de este ascenso es de Juan Cevallos y de su familia”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)