29 de abril de 2018 00:00

Christian ‘Chavo’ Cruz sufrió en la altura, pero se afianzó en la zaga de Liga

El lateral Christian Cruzse eleva para conectar un  cabezazo durante un entrenamiento de Liga en Pomasqui. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

El lateral Christian Cruzse eleva para conectar un cabezazo durante un entrenamiento de Liga en Pomasqui. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Llegó a Liga de Quito sin mayor cartel. En su hoja de vida destacaba que se formó en Barcelona, que después se fue a River, equipo que luego se llamó Guayaquil City. El año pasado, Gustavo Quinteros lo convocó para un microciclo de trabajo con la Selección y disputó los amistosos ante El Salvador y Venezuela en Estados Unidos.

Por esa modesta historia futbolera, los hinchas albos veían con recelo la contratación de Christian ‘Chavo’ Cruz. El lateral guayaquileño, de 26 años, fue anunciado como refuerzo de Liga a finales de enero. La cosa fue tan precipitada que él tuvo que abandonar la concentración del Guayaquil City en Esmeraldas para viajar a Quito y firmar su contrato con la ‘U’.

El tiempo ha pasado y ahora Cruz es una cara conocida en el cuadro universitario. Hoy el ‘Chavo’, apodado así porque su hermano le veía un cierto parecido con Roberto Gómez Bolaños, es titular fijo como lateral por la izquierda. Salta como titular en el partido de esta tarde ante Barcelona (12:30) en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

El partido de esta tarde es el undécimo en el que Cruz aparece como titular. Su buena actuación dejó sin chances a Aníbal Chalá, quien busca la manera de desvincularse de Liga para sumar más minutos.

Cruz hizo las divisiones juveniles en Barcelona y debutó en Primera de la mano de Álex Aguinaga, en el 2012. Sin embargo, hoy está absolutamente comprometido con la causa azucena. “Este es un partido que Liga nunca pierde. Hay que mantener esa tradición ante un rival que está jugando muy bien, pero queremos ganarle y acercarnos al primer puesto”.

Dos semanas repletas de jaquecas y ahogos

Cruz da fe de los efectos de la altitud de Quito. Cuenta que siempre que venía a jugar a la capital tenía problemas para desplegar su juego de velocidad por los costados. Cuando Liga decidió ficharlo, tuvo dos semanas complicadas de adaptación en los entrenamientos de Pomasqui.

“Hacía un pique y me ahogaba. Sentía muchos mareos, realmente la estaba pasando mal, pero sabía que era una cuestión que pasaría. En ello fue importante la ayuda que tuve del preparador físico Roberto Texeira y del cuerpo médico del equipo que siempre estuvo pendiente de mi adaptación”, recuerda.

Ahora, más acoplado, no tiene ningún problema en ir y volver por la banda del estadio Rodrigo Paz Delgado. ¿Qué partido espera ante Barcelona? ¿Qué misión le encomendó el técnico Pablo Repetto? el lateral no está con misterios y muestra su buena faceta de analista de partidos: “Muchas de las claves del juego van a pasar por los costados: Barcelona ataca mucho con gente veloz como Érick Castillo o Ely Esterilla. El ‘Choclo’ Quintero (José) y yo tendremos mucho trabajo defendiendo primero, pero sin olvidar de proyectarnos y generar daño con nuestros centros para los delanteros”.

Precisamente el buen efecto que le da al balón en el momento de centrar es una de las cosas que más agrada al cuerpo técnico del juego de Cruz. Pero no solo a ellos, sino al goleador Hernán Barcos, con quien el lateral tiene diálogos continuos.

En los entrenamientos, lateral y delantero coordinan los movimientos, las escenas que luego se repetirán en los partidos. El ‘Pirata’ le pidió a Cruz que lo mire bien antes de centrar para que el lanzamiento sea preciso. “Nos está yendo bien. Hasta ahora le he dado dos pases gol a Barcos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)