9 de abril de 2016 00:00

Las caries y la gingivitis limitan a los futbolistas

Sebastián Abreu y su primer gol en el fútbol ecuatoriano. Foto: Vicente Costales

Sebastián Abreu reforzó a Aucas en el 2015. Él jugaba con un protecto bucal. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 7
Contento 4
Redacción Deportes

Si los futbolistas pierden la fuerza en su boca, también la pierden en sus piernas. Esta no es una conclusión aislada, los jugadores deben cuidar sus encías y dientes como lo hacen con sus rodillas y tobillos.

Las caries son bacterias que, al no ser tratadas a tiempo, pueden provocar contracturas musculares y posteriores desgarros, debido a que no permiten un adecuado metabolismo de los músculos, según Omar Vilema, médico de Aucas.

Vilema añade que los clubes suelen realizar evaluaciones odontológicas antes de la pretemporada y a mitad de año. “Sería recomendable hacer otra evaluación al final del torneo, para no descuidar la salud bucal durante las vacaciones”.

Para Patricio Maldonado, médico de las selecciones nacionales, el cuidado debe iniciar en los clubes y sobre todo en las formativas. En los últimos combinados Sub 17, el índice de caries dental sobrepasó el 85% debido a la ausencia de una cultura higiénica dental y la mala alimentación en su infancia.

“Si un jugador viene así a una selección, es porque el resto de sus compañeros en el club tampoco están cuidados”.
Maldonado añade que cuando los futbolistas son convocados a una selección, a su arribo son examinados y se les comparte material sobre un correcto cepillado dental, el uso de hilo y de enjuague bucal. “La gingivitis es más común que las caries en las selecciones juveniles”.

En la actualidad, Maldonado lidera una investigación en el país, junto con estudiantes de la Universidad Central, donde es catedrático y miembro de la Asociación Odontológica Ecuatoriana, para documentar los casos más comunes entre los deportistas del Ecuador y de Sudamérica.

El proyecto de investigación incluye a los árbitros, y se toma como material de consulta las fichas médicas de los últimos cinco años. “Es producir ciencia que aporte al deporte”.
Gustavo Furman, médico de la selección de rugby de la Argentina, en su columna en docsalud.com, afirma que el cuidado bucal reduce hasta en un 70% el riesgo de lesiones en los deportistas. “Un odontólogo debe trabajar en la prevención y el tratamiento de las lesiones, producto de violentos contactos con sus rivales”.

Un estudio de la Universidad de Londres publicado en noviembre por la revista British Journal of Sports Medicine, reveló que el 77% de los jugadores que actuaban en ocho equipos de la Preimer League, incluido el Manchester United, presentaba gingivitis, y un 80% padecía de periodontitis irreversible.

Sobre el uso de brackets, Vilema indicó que los futbolistas que lo usan, deben tener un mayor cuidado no solo si se producen lesiones, ya que en algunos casos, influye en el aspecto psicológico, debido a que no les permite rendir al 100%, cuando tienen que ir a disputar un balón con su cabeza o en un choque con un rival.

El extécnico de Liga de Quito, Claudio Borghi, indicó que uno de los motivos por los cuales Jonathan Álvez salió de la ‘U’ fue porque se puso brackets. “Luego de empezarlos a usar, me dijo que no podía cabecear y ese fue uno de los motivos por los que no fue a Colombia (para enfrentar al América de Cali), algo raro”.

Según Vilema, el uruguayo Sebastián Abreu aconsejó a sus compañeros que usaran una protección bucal, para evitar inconvenientes y lesiones. “Quienes usan brackets, deben adoptar incluso una nueva forma de dormir, porque si descansan boca abajo’ se producen lesiones en el interior de la cavidad bucal que necesitan de medicación para cicatrizarlas”, dijo Vilema.

Diego Benítez, de Aucas, usa una protección bucal transparente durante los partidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)