28 de February de 2014 14:50

Shockwave Jet Truck incinera todo a su paso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La pasión por la velocidad ha llevado a muchos fanáticos a invertir grandes sumas de dinero para construir 'juguetes' que pueden ser vistos en espectáculos.

Con el raudo avance de la tecnología, casi cualquier persona que tenga dinero puede crear el vehículo que soñó y que pensaba que era imposible de conseguir.

En muchos casos los automóviles son modificados en sus diseños para hacerlos más aerodinámicos y veloces, se cambian los tubos de escape e, incluso, se utiliza óxido nitroso para incrementar el caballaje del motor, entre muchas otras opciones. Pero todo esto requiere la opinión y el trabajo de especialistas en el tema.

La gran mayoría de estos autos son empleados en carreras, ya sean legales o no; inclusive, varias películas han sido inspiradas bajo esta temática. Es por eso que el gusto por la modificación ha alcanzado altos niveles de aceptación en todo el mundo.

En las grandes fábricas de autos y, sobre todo, en las que producen vehículos de alta gama también se emplean turbocompresores para generar más potencia al momento de acelerar.

Otro de los fenómenos que también ha causado furor entre los fans del mundo tuerca es la carrera de cabezales. Con mucha destreza y habilidad, los pilotos hacen maniobras poco comunes con vehículos muy pesados. Pero hace seis años, aproximadamente, nació algo nunca antes visto, los camiones con propulsión 'extra'.

La idea habría nacido por iniciativa de Les Shockley, quien en 1984 habría modificado su primer vehículo para dotarlo de una potencia nunca antes imaginada. Él no tuvo idea del impacto que iba a tener su desarrollo en las carreras de arrastre (drag racing world).

Más adelante, Neal Darnell adquirió el camión y empezó a participar en competencias de piques que se realizan en Estados Unidos demostrando todo su poderío.

Recientemente, el mayor exponente de estos vehículos, el denominado Shockwave Jet Truck, rompió todos los récords. Y es que este 'monstruo' de las pistas, un camión Chevrolet del 57, está equipado con nada menos que tres turbinas de avión Pratt & Whitney J34-48.

Al encenderlo, pareciera que las mismas llamas del infierno se apoderaran de este vehículo.

Los propulsores arrojan una potencia máxima de 36 000 HP, algo nunca antes visto y totalmente fuera de lo común para un vehículo sobre ruedas. La velocidad final que puede alcanzar es de 640 km/h, algo no apto para cardíacos y ecologistas pues sus emisiones contaminantes son muy altas.

Estas características lo hacen único en el mundo, pues es capaz de completar el cuarto de milla de las carreras drag americanas en apenas seis segundos. También se podría comparar con la inconmensurable fuerza de 30 Bugatti Veyron juntos.

Según se ha podido conocer, de forma extraoficial, el valor en el mercado del Shockwave Jet Truck alcanzaría los USD 500 000.

MÁS DETALLES

EL CONDUCTOR experimenta una fuerza de 6G al rodar.

PARA DETENERSE el vehículo requiere de paracaídas militares.

EN SHOWS este camión usa 450 galones de diésel en un solo recorrido de menos de 20 segundos.

Fuente: www.autobild.es

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)