15 de November de 2013 14:22

La oferta abarca varios canales

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A la hora de buscar un vehículo usado, los compradores tienen varias alternativas para realizar la búsqueda, pues existen ferias, patios, anuncios en los periódicos y hasta sitios en Internet que se especializan en la compraventa de automotores.

La primera opción es la más popular de todas, pues en determinados lugares de las ciudades se concentra una gran oferta de vehículos de todo tipo.

En el caso de Quito, las más grandes y representativas se ubican en los extremos norte y sur de la ciudad, donde cada fin de semana se pueden encontrar cientos de vehículos en venta.

La feria suele ser la elección de aquellos compradores que buscan precios más convenientes, pues al establecer una negociación directa con el vendedor, se pueden solicitar y obtener rebajas respecto del precio fijado inicialmente.

No obstante, por tratarse de un mercado informal, esta modalidad implica riesgos que pueden ir desde un estado mecánico no óptimo de los vehículos hasta problemas con la situación legal de los mismos.

Se han dado casos en los que personas inescrupulosas han intentado comercializar vehículos robados, con alteraciones en los números de motor o de chasís, con documentación falsa o incompleta.

Muchos de los ofertantes de autos en las ferias no son los dueños de los vehículos, sino comerciantes intermediarios que ganan una comisión con cada venta.

Por lo general, una vez que la negociación se cierra, el vendedor y el comprador toman caminos diferentes. Si el segundo llega a tener problemas en el momento de realizar el cambio de propietario, puede resultarle muy difícil dar con el paradero del vendedor para presentarle un reclamo, solicitarle documentos adicionales, etc.

OTROS CANALES

El periódico. Los avisos clasificados de fin de semana de los diarios son otra opción válida para la búsqueda de autos usados. Generalmente quienes publican estos anuncios son los dueños de los autos, con quienes se puede establecer una negociación directa.

Publicaciones. Hay revistas impresas en las que se publica información sobre modelos de oferta. Suelen estar disponibles en puestos de revistas.


En los patios la historia es diferente. Diego Salgado, de Integrautos, sostiene que este tipo de negocio representa una oferta más formal y segura para los clientes, pues ofrecen el respaldo de una revisión mecánica previa en su propio taller y garantía sobre la procedencia de los vehículos.

Además, muchos patios ya trabajan con instituciones financieras que proveen a los compradores de las herramientas crediticias necesarias para la adquisición, además de ofrecerles servicios y productos complementarios tales como seguros, accesorios, etc.

Los patios suelen trabajar exclusivamente con los propietarios de los vehículos, y no con personas que poseen contratos de compraventa en blanco, firmados por los propietarios.

Salgado asegura que la competencia que actualmente existe en este negocio es muy grande. Eso ha obligado a los negocios participantes a reducir sus márgenes de ganancia individuales para buscar la rentabilidad por volumen, lo cual beneficia a los clientes.

Otro de los canales de mayor auge en el negocio de compraventa de vehículos es el de los sitios web especializados, donde se concentra la oferta tanto de vendedores particulares como de patios y hasta concesionarios de autos que también manejan la línea de vehículos de segunda mano.

Desde la comodidad de su casa u oficina, los interesados pueden visualizar una gran cantidad de vehículos expuestos en una vitrina virtual, revisar sus características particulares, comparar precios y finalmente contactar a los vendedores, en caso de que alguno de los ejemplares que ahí aparecen despierte su interés.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)