5 de July de 2013 14:56

Nissan Zeod crea varias incógnitas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Nissan sorprendió en el 2012 cuando desarrolló, junto a otras empresas, el Deltawing, un prototipo de carreras experimental con el que participó en Las 24 Horas de Le Mans ese mismo año.

El espectacular diseño de la carrocería, con soluciones como un frontal largo y apenas un poco más ancho que las dos ruedas gemelas delanteras, o la trabajada aerodinámica eran revolucionarios.

Además, era especialmente ligero, pesaba la mitad que un prototipo convencional. Funcionaba con un motor de gasolina de 1,6 litros y 300 caballos para poder competir con ciertas garantías.

De hecho, la marca aseguró que las prestaciones estarían a la altura de autos de la categoría superior, pero con un consumo inferior.

[[OBJECT]]

Tras varios ensayos previos, el Deltawing corrió la prueba francesa, aunque sin competir por la victoria, ya que había sido invitado por la organización para ocupar el Garage 56. Este se reserva para proyectos innovadores o de futuro que, al no cumplir la reglamentación, no pueden optar por el triunfo.

De una forma u otra, el caso es que tras cinco horas de carrera y más de 1 000 kilómetros recorridos la embestida de un Toyota en un adelantamiento lanzó el Deltawing contra un muro donde acabó el sueño.

Para el 2014, llegará el Zeod RC (por Zero Emission on Demand Racing Car). Su carrocería es una evolución de la del Deltawing, ahora con la cabina cerrada, pero técnicamente es todavía más experimental por lo que, de nuevo, estará en el Garage 56.

El Nissan Zeod RC será un vehículo eléctrico de rango extendido, es decir, contará con un motor de combustión que se encarga de producir la energía eléctrica, que tras almacenarse en las baterías de litio, impulsará los motores.

[[OBJECT]]

Tanto los bólidos de Audi como los de Toyota, los máximos favoritos, recurren a sistemas de propulsión híbridos. El Nissan va mucho más allá, al ser un auto 100% eléctrico, del que solo se sabe que lleva baterías de ion-litio y que podrá superar los 300 km/h de velocidad punta.

El auto se presentó, precisamente, en el circuito francés, quizás con la intención de robar algo de protagonismo, antes de que arrancara la carrera.

No se conoce más información acerca de este auto, aunque la marca japonesa anunciará detalles a través de las redes sociales, ya que existen varias incógnitas alrededor de este prototipo.

En la actualidad, no existe una batería capaz de aguantar las exigencias de una competencia de primer nivel y menos una que dure todo un día. De modo que, mientras no haya cargas ultrarrápidas o sea posible cambiar la batería en unos pocos segundos, no queda otra que experimentar durante el año que hay por delante con distintos sistemas de propulsión hasta encontrar el que mejor se adapte.

Muchos de los resultados que se obtengan con estas pruebas servirán para introducir mejoras en los autos de serie, como tantas veces ha ocurrido y, especialmente, en Las 24 Horas de Le Mans. En el 2014 de seguro sorprenderá.

Fuente: elmundo.es/elmundomotor

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)